La pareja de extranjeros que vive en la casa de  Claudia Ferro, la artista y clown de 52 años desaparecida desde hace ocho meses, se presentó esta mañana ante la Justicia para ser indagada por el delito de "usurpación" de la vivienda ubicada en el barrio porteño de Villa Luro, una causa que se inició tras la denuncia de vecinos, informaron fuentes judiciales.

La mujer de nacionalidad venezolana y el joven oriundo de Perú, que residen en la propiedad situada en Corvalán al 400, se presentaron ante el Juzgado Criminal y Correccional N° 21 por la mañana y, tras entrevistarse con el defensor oficial, serán indagados por la jueza Alicia Iermini. 

La justicia investiga también la desaparición de la mujer, bajo la cartátula de "averiguación de delito".

El misterioso hecho, agravado por las grotescas y contradictorias apariciones de los integrantes de la casa que salieron a hablar con los medios disfrazados con la cabeza de un perro o del ratón Mickey, fue denunciado por los vecinos de Ferro en enero último, cuando advirtieron que la mujer no estaba desde hace varios días y que en su casa había gente que no conocían.

Carlos Velarde, el fiscal que interviene en la causa, ordenó cinco allanamientos en la casa, y en uno de ellos se aplicó una prueba con Luminol que dio negativa, lo que echó por tierra una presunta muerte de Claudia en ese domicilio. 

La pareja extranjera que vive en la casa desde enero aseguró a la prensa que "se la estamos cuidando a pedido de ella", pero son contradictorios a la hora de decir cómo la conocieron, aunque aseguran que fue por Facebook.

Los dos jóvenes señalaron a la prensa la semana pasada que tanto ellos como Claudia "son mochileros" y que la mujer, que animaba fiestas infantiles como clown, según consta en posteos de redes sociales, se ausentó para irse de viaje.

La última publicación de Ferro data del 8 de enero y allí dice: "Me voy de viaje, no quiero saber nada con nadie". Pero el fiscal duda de que ella lo haya escrito, por lo que está a la espera de pericias informáticas para determinar esto.

En los allanamientos, Velarde secuestró ropa, el celular y la partida de nacimiento de Claudia, que vivía sola con sus tres perros desde la muerte de sus padres y según el fiscal algunos testigos dijeron haberla visto deprimida en el último tiempo.

Fuente: Télam