"Mi hijo también puede" es el nombre de la campaña que, en el marco del Día Mundial del Síndrome de Down, familias promueven con una propuesta muy especial: usar dos medias de distintos colores y subir una foto a las redes sociales con el hashtag #DerribandoPrejuicios, #MiHijoTambienPuede y #CambiemosLaMirada. Y es que "las diferencias no nos hacen diferentes" y se busca mostrar y concientizar acerca de lo linda que es la diversidad.


Luz es la mamá de Antonia, de dos años y cinco meses. Antes de nacer, a través de una punción, pudieron determinar que tenía Síndrome de Down. Principalmente en la madre, surgieron muchos temores e incertidumbres ante esto, que para ellos, era nuevo y desconocido. Con dos hijos varones, Anto era la mujercita tan esperada y deseada por sus papás. "Mi marido Martín, lo único que escuchó es que era nena, el resto no importaba", asegura la mamá.



"Yo quería escuchar a otras mamás, saber qué le pasaba a otras familias, necesitaba saber si lo que estaba transitando estaba mal, porque uno se siente culpable. Empecé a encontrar a otras mujeres que atravesaban por lo mismo, esto para mí fue una gran ayuda", indica .

Y agrega: "En la cabeza de uno existen prejuicios que hoy se quieren derribar, que los tenemos dentro, porque sería mentira decir que no. Lo importante es sacarnos esa barrera, ellos van a poder llegar, no tienen techo 'No va a poder hacer esto' o 'yo quería que fuera tal cosa y no va a poder serlo, por ejemplo modelo'; Antonia modela desde hace dos años", comenta entre risas Luz.

"Vamos a descubrir junto a la pequeña princesa y sus hermanos, el mágico mundo del cromosoma de Amor", remarca la descripción de la página de Instagram "Mundo de Anto", donde diariamente suben fotos y videos de momentos especiales, tanto de ella como también de sus dos hermanos. Pero siempre con un pie de foto que llama a la concientización. Palabras de amor de una mamá que todos los días aprende un poco más de la mano de su pequeña princesa.
 

Santino de 9 años y Simón de 13, los dos, orgullosos de su hermanita, le dieron una especial bienvenida a la familia. "Opté por esperar para contarles de su síndrome, yo quería que la vieran. Los chicos son tan puros que vieron a la hermana y no al Síndrome de Down. Estábamos los cinco con ella y ahí les contamos y pensaron 'pero si no tiene nada'... y no, no tiene nada. El más chiquito, que en su momento tenía 7, se largó a llorar y dijo "me preocupa porque ellos son muy buenos ¿Cómo va a hacer para defenderse en el colegio?", recuerda Luz. 
 




Son lógicos los temores que tienen los padres con sus chicos en cada etapa nueva de la vida. Y es que por naturaleza se los intenta proteger y hacer todo lo posible para evitar que pasen disgustos. Pero la sobreprotección puede llevar a imposibilitar el desarrollo de habilidades de los chicos y generar ciertas inseguridades. La protección extrema es más común el caso de los chicos más expuestos a sufrir algún tipo de discriminación. 

Sobre esta situación, la mamá de Anto indica que "el tema de la sobreprotección es lo más difícil. Hago un trabajo duro con eso, es inevitable. Nos pasa con cualquier hijo y más con alguien que sabés que puede tener una complicación extra en el mundo exterior. Los padres tenemos que luchar contra nosotros mismos".

Y agrega: " El año pasado fue al jardín un rato, como parte de la estimulación, y me daba miedo. Fue a un colegio común integrador, que es el mismo al que van el resto de mis hijos. Tenía un tema con esto de la primera reunión de padres, sin saber con lo que me iba a encontrar y de pronto ves que todo está en la cabeza de uno. Las maestras me mandaban videos de cómo ella no gateaba mientras que el resto de los bebés si, y ella se quedaba sentada. En el momento del juego libre, cuando tiraban juguetes por todos lados, los niños sabían perfectamente que ella no se movía y le llevaban los juguetes. Ahí tu cabeza explota y decís 'bueno yo soy la que tiene que darse cuenta y derribar los mitos'".

La mamá repite una y otra vez que Antonia es su gran maestra, ella le enseña y recuerda un suceso que la hizo entrar en razón:  "Un día, mientras le dábamos de comer, se enojó y me sacó la cuchara como diciendo "basta", quería comer sola. Nuestra idea es acompañarla, a su costado, un pasito atrás, nunca sola pero nunca adelante de ella tampoco".


Si hay algo que todavía contamina en nuestra sociedad es la desinformación y los prejuicios. Muchas personas siguen utilizando ciertas palabras para insultar sin siquiera medir o pensar el mal que está haciendo. 

Hace unas semanas recibieron un mensaje por privado de Instagram de un NN. Con palabras que a cualquiera le podrían generar bronca y angustia.  "Cuando lo vi no se lo dije a nadie, yo estaba enojada. Se lo conté a mi marido porque necesitaba procesarlo. Me di cuenta que estos prejuicios van a existir en toda la vida de Antonia. El tema es cómo saber enfrentarlos y qué armas darle a ella. Necesitaba procesarlo en mi cabeza y lo publiqué en las redes porque, por ahí, le pasó a otras personas. Así fue que llegaron un montón de mensajes de familias que les había pasado lo mismo. Recibir el amor de la gente también fue hermoso porque te sana el dolor. En el momento me molestó un montón y luego busqué el lado positivo. De todo lo malo siempre hay que sacarle lo bueno y aprender de eso", asegura la mujer.

"Hay temas culturales. Los chicos empiezan a marcar el cambio, como mis hijos y sus amigos que no aceptan que usen algunas palabras como insulto".
 

 

Ayer recibi este msj y no les voy a mentir pase por varios sentimientos, angustia, enojo, bronca, dolor, pero después de un rato de leerlo y leerlo, me puse a pensar y dije, esto tiene que servir para concientizar y desde mi lugar tratar de enseñar y de ayudar a que la gente empiece a cambiar muchos pensamientos errados. Porque lejos de juzgar trato de entender que quizás desde el desconocimiento y la ignorancia se pueden pensar varias cosas que no son, como por ejemplo, que por tener casi 40 años cuando tuve a Antonia, ella tiene síndrome de down y la verdad que capaz antes hasta yo lo pensaba y fui aprendiendo que no es así, que es algo que va más allá de la edad de los papás. Pero lo que si no podemos seguir permitiendo es que los llamen MOGOLICOS ESO NOOOO porque es despectivo, agresivo y de maldad eso ya no es de ignorancia. Después contarle a esa persona (que no se su nombre porque se esconde tras un IG trucho) que MI HIJA ANTONIA no es una nena enferma, todo lo contrario es una nena súper sana , que tiene un cromosoma extra en el par 21 y que eso la hace la personita más MARAVILLOSA DEL MUNDO, pero enferma NO PARA NADA. Y por último decir que mis hijos los 3 van a contar el uno con el otro para el resto de sus vidas y ninguno va a ser una carga para el otro, Si!! se van a necesitar, se van a acompañar y van a estar los 3 pendientes entre ellos, por que así los educamos, porque para eso los preparamos y porque no hay nada más HERMOSO que el amor de un hermano y si hay algo que sobra en esta familia es AMOR y con eso se llega a todos lados. A sique a vos que te escondes y no se quien sos te digo anímate a cambiar y a tratar de ser mejor persona,a mirar la vida de otra manera y vas a ver que la vida así es más linda La mamá de Antonia #t21 #cromosomadeamor #downsindrome #sindromededown #downup #downsinmitos #t21love #extracromosomeextracute #t21love #t21rocks #downsindromebaby #masamor #inclusion #love #anto

Una publicación compartida de Antonia y su mundo ❤ (@mundodeanto) el


El cromosoma del amor ♥

"Es el extra cromosoma que tienen, el par 21, es del amor porque los hace muy puros, sin maldad, es amor real. No es que "son angelitos", Antonia se manda las mismas cagadas que sus hermanos", dice entre risas. " Pero sí quieren porque quieren, no porque tenes o porque sos, lo de ellos es el amor real", finaliza la mamá.

Ver más productos

San Leandro de Sevilla, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Leandro de Sevilla

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos