Por Valeria Carreras 
@dravaleria 

En tiempos de pandemia en que se ha vuelto habitual realizar compras online, manejarse con el banco en línea e incluso realizar cumpleaños a través de Zoom, quienes también han adoptado la modalidad "no presencial" para estafar son los delincuentes, que siempre están detrás de futuras víctimas. En esta oportunidad vamos a alertarlos sobre el "mundo de la compra automotor".

Creció la demanda de autos usados, porque hoy en día mucha gente prioriza trasladarse con su familia o al trabajo en un vehículo particular evitando los transportes públicos como subte, trenes y colectivos, a fin de evitar los contagios de covid, y decide la compra de un auto usado.

Asimismo han aumentado las ventas tanto de 0 km como de usados, por ser un resguardo del ahorro; tal como ha sucedido en tiempos de inflación en la Argentina, la opción para muchos ha sido invertir en un auto. Aprovechando las condiciones de mercado y las nuevas modalidades impuestas por el distanciamiento social y las restricciones de circulación, los delincuentes ponen en práctica nuevos artilugios para obtener dinero a cambio de nada, aprovechándose de personas generalmente con necesidades.

En el rubro del auto 0 km han proliferado los llamados a números de teléfonos celulares o teléfonos de línea donde el estafador da mucha seguridad al interlocutor, pues conoce su DNI, su nombre y, en ocasiones, su domicilio (ellos acceden a sus datos a través de bancos de datos públicos, como ser padrón electoral, la AFIP, las obras sociales y la Anses).

Así, la persona al corroborar los datos, empieza a confiar. En algunos casos, el llamado tiene como "gancho o cuento " informar que fue seleccionado para retirar una unidad 0 km por mínimo casi ínfimo anticipo y cuotas de bajo valor. De esa manera tentadora, la persona CREE y sigue las indicaciones, que siempre constan de realizar depósitos o transferencias en cuentas muy difíciles de rastrear. En definitiva, nunca llega la citación para patentar el vehículo y nunca llegará el auto.

Pero hay más y más modalidades, como en el mercado del usado. Se publican fotos de un auto a un precio muy conveniente, generalmente muy barato; una vez que el interesado llama al "supuesto vendedor", se le requiere para ir a ver el auto el depósito de 5.000 a 10.000 pesos con la promesa de reintegrarlo en caso de no comprar.

Una vez realizado el pago, la víctima concurre a ver el auto y en esa dirección nadie sabe nada del vehículo; generalmente las fotos son sacadas de internet de viejos avisos de venta. Otra modalidad es vender barato y apurado con excusas tales como "mudanza", "viaje al exterior", "enfermedad", "cierre de negocio" o "pérdida de trabajo"; al escuchar los cuentos, parece todo muy lógico y creíble, pero siempre con el mismo final: la persona estafada no solo pierde el dinero sino que se ve afectada psicológicamente, siendo más duro sentirse "burlado como un tonto" que los pesos perdidos.

Como ya hemos dicho en otra oportunidad, la denuncia puede hacerse desde su casa, online, por teléfono, o en la comisaría más cercana. No denunciar beneficia sólo a los estafadores. La compra de un primer auto o un utilitario para trabajar, o la adquisición de un auto para trasladarse en familia, son pasos muy importantes y significativos donde está en juego algo más que el dinero, por eso el mejor consejo es manejarse con conocidos, hacerlo personalmente o preguntar todo y asegurarse de cada detalle.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos