Sucedió el jueves pasado en las puertas del colegio nacional  Carlos Pellegrini, barrio porteño de Recoleta, donde un grupo de policías de la Ciudad detuvo a un alumno de 15 años por fumar y posesión de marihuana.

Sin embargo, los testigos afirman que no fue así y los directivos del instituto educativo calificaron el procedimiento como "ilegal".

El rector del colegio,  Leandro E. Rodriguez, repudió los incidentes y escribió un comunicado en el que informa que se instó a los uniformados a seguir el protocolo correspondiente para con los menores de edad.

Sin embargo, su actitud fue "violenta, autoritaria y desmedida", explicó Rodriguez, quien describió los golpes y maltratos que sufrieron alumno y varios de los presentes.

El comunicado
 

" Comunicado institucional ante los hechos ocurridos el 09/11/18

En el día de la fecha, efectivos de la Policía de la Ciudad intentaron detener a un estudiante de nuestra Escuela en la puerta del establecimiento.

La reacción de los estudiantes, padres de la Cooperadora (abogados), autoridades y personal del colegio fue inmediata, solicitando a los oficiales seguir los protocolos y reglamentaciones correspondientes para tratar con menores de edad, invitándolos a convocar o notificar al Consejo de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, y requiriendo los adultos de la escuela intervenir en la situación y tratar la cuestión al interior del colegio.

Ante la negativa de los oficiales, sumado a su actitud autoritaria, violenta y provocativa, la situación se vuelve tensa. Al intentar detener y subir a uno de los tres patrulleros presentes, la reacción de los alumnos fue intentar impedirlo y los oficiales, lejos de rever su accionar, deciden empujar a decenas de menores y autoridades, llevado a una situación violenta que terminó a los empujones con un docente golpeado y tirado al piso, y con chicas y chicos de la escuela con situaciones de lipotimias, crisis nerviosas y de angustia que fueron debidamente contenidas con médicos del SAME y psicólogos de la Escuela.

Inmediatamente después de los incidentes, desde la Escuela realizamos las gestiones correspondientes con la comisaría local, la Defensoría del Pueblo y el Consejo de las Niñas, Niños y adolescentes.

Repudiamos el accionar irracional y violento de los efectivos policiales y agradecemos la inmediata reacción de las familias y personal de la Escuela que se acercó a contener la situación.

Atentamente

Mg. Leandro E. Rodriguez
Rector"

Los incidentes