El intendente de Pinamar, Martín Yeza, aseguró que el nene de 7 años que murió cerca de Costa Esmeralda, a unos 15 kilómetros al norte de esa ciudad balnearia, "no iba a bordo del cuatriciclo sino que fue embestido por un joven” mayor de edad.

"Por los detalles que tenemos, que nos dio la policía, sabemos que el nene estaba jugando en la playa cuando un joven de 23 años que viajaba en cuatriciclo lo embistió”, aseguró Yeza en declaraciones a Radio Mitre. Sin embargo, se retractó en su cuenta de Twitter


Sobre el accidente fatal trascendieron diversas versiones, entre ellas, que el niño, identificado como Franco Catanzaro, oriundo de Bariloche, viajaba también en un cuatriciclo como conductor aunque más tarde la información que comenzó a circular por los medios ubicaba a la víctima como uno de los ocupantes.

"Al conductor se le inició una causa por homicidio culposo. Ahora está hospitalizado y luego estará en manos de la Justicia porque lo que hizo es algo que no corresponde en un lugar que no corresponde", resaltó Yeza en su cuenta en la red social.

El joven que embistió al menor, que permanece internado por las múltiples fracturas costales que sufrió en el accidente, fue liberado porque "el lugar donde ocurrió el accidente es cerrado", por lo cual la policía "no puede hacer controles", informaron fuentes del Ministerio de Seguridad.

Fuente: Telám