El aislamiento preventivo y obligatorio que se impuso en Argentina y gran parte del mundo para controlar el avance del coronavirus, sin lugar a dudas, llevó a que los hábitos y rutinas de la mayoría de las personas se vieran alteradas. Un contexto atípico que engloba a toda la población mundial, lleva a que surjan diferentes estados anímicos y reacciones.

El encierro y el aislamiento comprometen la salud mental de los argentinos y de esta manera el estrés, la ansiedad, el nerviosismo, la confusión y el temor por la situación sanitaria sumada a la lejanía de los afectos, la pérdida del trabajo, la incertidumbre por el futuro y la amenaza de la libertad individual, pueden derivar en trastornos en la forma de proceder ante las cosas cotidianas. El Licenciado en Psicología Daniel Dauria analizó: “La muerte se torna familiar, el temor paralizante y nuestras vidas parecen haber entrado en modo pausa. Por ende la incertidumbre le gana a la razón y tu familia, tu amigos o vecinos son necesarios para sostener tu cordura y tu psiquismo pero a la vez son peligrosos como agentes de contagio. La mayoría de los hábitos y rutinas tal como eran realizados se vieron modificados y con la cabeza en la almohada se sueña más y, por ende, se duerme menos”.

El psiquiatra y filosofo alemán Karl Jaspers dijo que “los humanos empiezan a tener conciencia de sí mismo en las situaciones límites” y por ello los significantes de la época, se filtran en nuestra conciencia y en nuestro inconsciente. En relación a ello, Dauria sostiene que “se toma conciencia de la finitud del ser humano y, en estas circunstancias angustiantes, el inconsciente hace su trabajo para manifestarse durante la noche.

El problema del sueño: pesadilla durante el día y la noche

El sueño no alivia ni repara y el miedo le quita su capacidad simbólica. Intentamos transformar esa pesadilla en sueño, pero no siempre lo logramos y se afianza el insomnio. "El sueño es un proceso natural, que se desencadena al disminuir la activación fisiológica, emocional y mental. La cantidad y calidad del sueño resultan esenciales para un correcto funcionamiento de todo nuestro organismo, principalmente del cerebro y la pandemia, el encierro y el temor atravesaron el psiquismo", agrega el profesional.

La salud mental esta comprometida. Al respecto Dauria asegura que "muchas veces el apoyo profesional es imprescindible, por eso se triplicaron las consultas psicológicas de apoyo y acompañamiento. Hoy la terapia online que venía siendo utilizada para evitar desplazamientos y demoras ya se plantea como  la única opción permitida y nos adaptamos y adecuamos con tal de seguir un tratamiento o arrancar sabiendo que hay alguien detrás de la cámara que nos interpela. No es nada fácil ir a dormir sabiendo que el fantasma de la muerte ronda sediento por las calles, nos quedamos despiertos, no vaya a ser que nos encuentre dormidos".

El miedo a la muerte 

"La muerte camina por mis calles, la muerte se mete en mis sueños. Nadie se pregunta por la felicidad en épocas de pandemia. Alguien preocupado solo intenta dar el primer paso para recuperar su cordura. El temor es amigo de la muerte, y la ansiedad es su manifestación silenciosa, tenaz e incisiva. Y es allí donde nos preguntamos: ¿y, ahora, que hacemos? Necesitamos volver a organizarnos para organizar nuestra psiquis, desorganizada por el aislamiento, la falta de rutinas y el miedo. El aislamiento físico y social, no implica un aislamiento comunicacional. Necesitamos hablar con nuestros amigos, con nuestra familia, con nuestros compañeros de trabajo. Volver a  adoptar una rutina ordenada con respeto a los horarios del sueño, al uso de pantallas y al consumo de información", indica Dauria.

Para pasarla lo mejor posible en este contexto de pandemia, el psicólogo asegura que "es fundamental tener una rutina de actividad física, planificar una agenda diaria, ya sea cosas de la casa, o actividades como leer, cocinar, bailar, reírse. Estamos aprendiendo en todo el mundo a vivir puertas para adentro. Sin dudas, esta pandemia es un ejercicio de humildad para toda la humanidad".

"Las situaciones críticas nos muestran desnudos, nos muestran nuestras propias  miserias y las miserias humanas, pero también dan cuenta de la convivencia interna de dos posibilidades certeras: la de un ser autodestructivo, o la de un sujeto que visualiza y materializa. De vos depende, como interpretes el contexto, porque las dos posibilidades del ser son parte de tus pensamientos, porque la realidad, es solo una realidad mental".

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos