El fenómeno astronómico se podrá ver al atardecer y tendrá una duración de algo menos de 4 horas, tal y como ha especificado la OAN. Algunas regiones de Argentina, Chile, Uruguay, parte de Brasil y Paraguay, la Antártida y algunas zonas del Pacífico y el Atlántico se quedarán parcialmente a oscuras por algunos minutos.

El 15 de febrero se produce el segundo eclipse del año 2018, que será un eclipse parcial de Sol. Arranca a las 18.37, alcanzará su punto máximo a las 19.13 y finalizará a las 19.47. Los eclipses más importantes son los de Sol porque, cuanto mayor es el oscurecimiento del luminar ( Sol o Luna) eclipsado, mayores serán sus efectos.

Durante el fenómeno, la Luna se desplazará entre la Tierra y el Sol para bloquear parte del disco solar. Esto lo hace todos los meses, pero los tres cuerpos celestes no siempre están alineados de tal manera para producir eclipses. En este caso, la Tierra pasa a través de la sombra exterior de la Luna, una sección más ancha pero más ligera conocida como penumbra.

La sombra penumbral parcial del eclipse se proyectará por la Antártida Argentina, gran parte de nuestro territorio y también se proyectará sobre Chile; tradicionalmente las zonas más afectadas por un eclipse son aquellas por donde proyecta su sombra. La cantidad de disco solar oculto por la Luna dependerá de lo lejos que esté el observador dentro de la sombra penumbral de la Luna.


Alerta

Como el Sol no estará totalmente cubierto, no es seguro mirarlo directamente ya que el daño a la retina puede ser muy rápido. Tampoco sirven las radiografías, los negativos fotográficos ni los lentes. La forma segura de observar el eclipse parcial de Sol es hacerlo a través de filtros como los que se emplean en soldadura. 

Este eclipse, que se produce en el grado 27 de Acuario, signo de Aire asociado con la actividad mental, está relacionado con la ciencia en general, con la electricidad, con el sonido.