“Como resultado de los estudios realizados”, los responsables de FM determinaron que “no es posible mantener la continuidad de la planta de Azul, y por lo tanto “ha dejado de producir en forma definitiva en todas sus líneas de producción”.

 

El crudo comunicado. (Página 12)

De esta manera quedó sellada la suerte de Fanazul, cuyos trabajadores cortaron el cruce de las rutas 3 y 226 la semana pasada y ocuparon pacíficamente la sede de la intendencia local en reclamo de una solución al conflicto.

Además desmintieron que la empresa fuera deficitaria y recordaron que todavía había contratos vigentes con canteras y mineras de la Argentina y que la compañía se destacaba en la producción de TNT, trotil y mastermix.