El papa Francisco recibió al hermano de uno de los tripulantes del submarino ARA San Juan. “Ustedes están acá porque Dios los mandó”, dijo el pontífice, según contó Claudio quien es familiar del maquinista del submarino Hernán Rodríguez.Ustedes están acá porque Dios los mandó. Estoy al tanto de todo lo que sucede respecto al “ ARA San Juan”. Las familias que luchan para hallarlos, rezo por ellos”, comentó Claudio que le dijo Francisco.

El hermano del tripulante, además expresó: “Con tremenda humildad y sencillez le mandó un fuerte abrazo a los luchadores de la plaza y base naval, a los niños sin padres y a todas las familias. Sabe todo lo que se sufre y se lucha”. Y agregó: “Fue una locura verlo, un sueño, un milagro de los 44”.

Esta no fue la primera vez que el jefe de la Iglesia Católica tiene un gesto hacia los familiares de los tripulantes del submarino, ya que a fines de enero, Francisco les envió rosarios bendecidos. Por otra parte, días después de la desaparición del submarino, el 15 de noviembre pasado, el Vaticano envió a lo familiares un mensaje de fe: “El papa Francisco asegura su ferviente oración por los 44 tripulantes del ‘ ARA San Juan’ ... Su Santidad los confía a la maternal intercesión de la Santísima Virgen y a la vez que les ruega que recen por él y por su ministerio al servicio del santo pueblo de Dios, pide al Señor que les infunda serenidad espiritual y esperanza cristiana en estas circunstancias, en prenda de lo cual les imparte de corazón la confortadora bendición apostólica”.

Por otro lado, la principal hipótesis por la que el ARA San Juan implosionó y se hundió hasta el fondo del océano es porque cuando zarpó del puerto de Ushuaia el suboficial que debía cerrar de manera manual una válvula lo hizo mal. Así lo expresó Jorge Bergallo, capitán de navío retirado, ex comandante del submarino y padre Jorge Ignacio, uno de los tripulantes.