En los tribunales de Comodoro Py, se llevó a cabo el juicio por los crímenes de lesa humanidad cometido en los centros clandestinos de detención durante la ultima dictadura militar. Uno de los represores presentes era Miguel Etchecolatz, quien fue director de Investigaciones de la policía bonaerense en esa época.

Durante el comienzo del juicio,  Raquel Robleshija de Gastón Jose Robles y Flora Celia Pasatir, desaparecidos durante la dictadura, inició un reclamo con mensajes pintados en su cuerpo, si bien la desaparición de sus padres no era materia de este juicio.

El reclamo fue en relación a sus padres desaparecidos.
El reclamo fue en relación a sus padres desaparecidos.

Raquel, llevó escrita tres preguntas: "¿Dónde esta mi papá?", "¿Dónde está mi mamá?" y "¿Dónde esta Julio López?"

"Fui a acompañar a mi amiga Marta Dillon"explica Raquel. Marta es hija de Marta Taboada, militante del FR-17 secuestrada el 28 de octubre de 1976. Además, agregó que este fue un "regalo para Marta" ya que la esta invitando a incursionar en la lucha feminista.

 Los mensajes:
El juicio a sus padres no era tema del juicio.


En relación al modo del reclamo, explicó: "Ha sucedido que en los juicios te hacen sacar las remeras, que a las madres les sacan los pañuelos, y yo pensé que el cuerpo no me lo pueden sacar".

Por ultimo sentenció: "Yo digo que 'el cuerpo no me lo pueden sacar' y justamente han hecho desaparecer muchos cuerpos. Ellos nunca dijeron absolutamente nada. La información la siguen teniendo ellos. Yo tengo 26 años de empleada pública: te puedo dar cátedra de burocracia estatal".