La Canasta Básica Total -según el Indec- ascendió a $15.451,58 para una familia tipo, lo cual representa un alza de 1,35% con r elación a agosto. Los datos que arrojó el Instituto Nacional de Estadística y Censos detallan que la CBT mostró un incremento de 17,42% en el acumulado desde enero y de 22,2% en la comparación con igual mes de 2016. Asimismo, una familia tipo necesita, actualmente, de $515 por día para no caer en la pobreza.

En tanto, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) -valor con el que se mide la indigencia- se ubicó en 6.332,62 pesos, también para un grupo familiar conformado por el matrimonio y sus dos hijos. Este monto muestra un alza de 1,35% frente a agosto, de 16% en nueve meses y de 19,7% en la comparación interanual.

Cabe destacar que la diferencia entre la CBT y la CBA es que la primera incluye alimentos y servicios para la manutención familiar de un mes, mientras que la segunda sólo computa alimentos básicos. El Indec también indicó que para el caso de un hogar de tres miembros, compuesto por dos adultos y un hijo de 18 años, el valor de la CBT fue de 12.301 pesos.

En caso de un hogar de cinco miembros con un matrimonio y tres hijos menores, el costo de la CBT asciende a 16.251,66 pesos. De acuerdo con las cifras oficiales, la inflación impactó menos en los sectores más vulnerables de la sociedad. Esto se debe a que el IPC Nacional para septiembre tuvo un fuerte incremento (1,9%) arrastrado por los alimentos que subieron 1,8%, las tarifas de los servicios públicos que se incrementaron 2% en promedio, y las de transporte, que avanzaron 0,8%, entre otros. O sea, los insumos y alimentos básicos tuvieron avances importantes.

Los valores de ambas canastas son las que se utilizan para luego cotejarlos con los ingresos familiares y establecer el porcentaje de pobres e indigentes del país. La última información oficial da cuenta de una tasa de pobreza de 28,8 por ciento en la Argentina.