La elefanta " Pelusa" del zoológico de La Plata, que aguarda el traslado a Brasil y que el sábado causó preocupación al acostarse después de dos años de descasar parada por una enfermedad en sus patas, durmió toda la noche sin inconvenientes.

Por disposición del personal del Santuario de Elefantes de Brasil se decidió dejarla descansar al menos unas horas más, aunque no saben realmente cuando se despertará.

Según indicaron los especialistas, “hay ejemplos de elefantes que durmieron 18 horas corridas, y hasta hay uno que durmió dos semanas”.

Que la elefanta se recostara el sábado luego de dos años de descansar parada a causa de la enfermedad que padece en sus patas traseras, generó temores acerca de su estado de salud, aunque luego el municipio aclaró que el animal de 50 años “está controlado”, y dispuso cerrar el predio para protegerlo de ruidos molestos.

"La elefanta Pelusa padece desde hace cinco años una enfermedad (Pododermatitis crónica) en sus patas traseras. Eso es común en elefantes que están en cautiverio, y se origina por la imposibilidad de caminar grandes distancias”, explicó por su parte el zoológico en un comunicado. 

Y agregó: “El animal descansaba de pie, lo que le generó un gran cansancio a lo largo del tiempo”.

El personal del zoológico resolvió además “hidratarla y monitorear su temperatura, tomarle muestras de sangre y aislarla térmicamente con mantas y calefacción para que no sufra frío”.

En las próximas horas se espera la llegada del director del Santuario, Scott Blaise, quien tomó un vuelo desde Brasil para seguir de cerca el protocolo de trabajo.

El mes pasado habían llegado al país especialistas estadounidenses para preparar la mudanza de la emblemática elefanta, cuyo espacio en el Bioparque fue mejorado para que pudiera descansar las extremidades en un suelo tapizado con caucho.

"Los especialistas norteamericanos consideraron que el recostarse era positivo, ya que Pelusa ahora está descansando como cualquier elefante. Pero tenemos que ir siguiendo la evolución”, dijeron las fuentes de la comuna.

Fuente: Télam