@FranNutti

El lazo que une a Crónica con sus lectores es mucho más fuerte que las primicias. Héctor Palmas, cocinero y propietario de la pizzería Bochini, ubicada en pleno barrio de Palermo, ejemplifica el amor incondicional por un medio que logró, con el paso del tiempo, revolucionar el periodismo argentino.

"Hace 19 años que lo compro ininterrumpidamente, llueva o truene. Si bien este es un salón pequeño, acá no hay día que falte el Crónica. Es la compañía de todas las mañanas, mientras desayuno", indicó a este medio el hombre, quien admira profundamente a la sección Policiales "por su histórica manera de contar las noticias. Las notas dejan un mensaje claro, conciso, y no poseen un lenguaje muy rebuscado", destacó.

Nacido en Tucumán hace 54 años, el trabajador gastronómico se desempeña desde 1979 como maestro pizzero. Al poco tiempo de instalarse en Buenos Aires fue contratado por el fundador de la pizzería, un fanático de Ricardo Bochini, quien le puso ese nombre al negocio en su homenaje. Unos años más tarde, el local pasó a manos de otro comerciante y, finalmente, Palmas logró adquirir la firma y el espacio.

"Desde que estoy a cargo no dejo de comprar el diario, porque es sinónimo de estar con la gente. Yo vivo en Alsina y tengo a mi canillita, que me espera con el Crónica. Pero él ya sabe que cuando no lo tiene, lo compro en otro lado. Mis clientes lo leen, incluso muchos se lo quieren llevar", continuó, para luego aclarar que es hincha de Independiente, al igual que su primer patrón: "Cuando gana el Rojo, espero las tapas que hacen, son muy originales y la verdad me gustan mucho, al igual que otras que también tienen que ver con el fútbol", profundizó.

"Si tuviera que hacer una reflexión sobre Crónica, les pediría que nunca cambien su estilo, sus ganas de estar junto al pueblo. Yo, desde este local, me identifico. Me gusta estar con la gente, escucho historias, me cuentan de su vida, sus problemas. Trabajo de lunes a lunes y, con o sin plata, mis clientes comen. He generado una confianza plena en ellos, porque sé que si no pueden pagar hoy, lo hacen mañana", señaló.

Héctor nació en Tucumán hace 54 años. 

Los efectos de la crisis

Palmas aseguró que transita por un momento difícil. "Me toca remarla, antes era fácil. Pero en los últimos años, no. Ahora vendo 30 o 40 pizzas por día y los fines de semana apenas llego a 70. Anteriormente, un sábado o un domingo hacía ciento y pico. Las ventas han caído entre un 30 y un 40 por ciento", comentó.

"Con los impuestos me están matando. De gas pago 13.000 pesos. Los quesos están caros también, pero la materia prima nunca la voy a reducir. Esa es una de las claves para que la pizza salga tan rica. Además, la creatividad me lleva. Empecé a hacer pizzas veganas y viene mucha gente. Me gusta renovarme para atraer público, pero los carteles no me gustan. El fundador decía que cuando uno pone cartel en la calle es cuando ya está en la lona.Soy el titular de la firma, abro todos los días (Paraguay 4118), atiendo el teléfono, armo la masa, cocino las pizzas. Tendré que hacer mucho más esfuerzo, pero el Crónica nunca me va a faltar", cerró.

Ver más productos

El beato Marco Antonio Durando, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Marco Antonio Durando

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos