El servicio tampoco funcionará este viernes, decisión que se tomó después de que los trabajadores cumplieran con un paro de 24 horas como protesta por la decisión empresarial de dejar sin trabajo a un compañero que tiene un hijo discapacitado.

La medida fue adoptada por los metro delegados que conducen el sindicato Asociación Gremial de los Trabajadores de Subte y Premetr. ( AGTSyP), cuyo representante gremial es Dellecarbonara.

El paro llevado a cabo en la jornada de este jueves paralizó la Línea B, situación que se extenderá este viernes, tras una votación realizada en una asamblea de los trabajadores.