Una mañana a pura emoción.

La campaña "que a ningún chico le falte un juguete", organizada por el Club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque (GEVP) permitió que muchos niños, especialmente aquellos que más lo necesiten, tuvieran un motivo para sonreír. 

En el Hospital Zubizarreta de Villa Devoto, los Reyes Magos les repartieron juguetes a los chicos y compartieron una mañana a pura emoción. El voluntariado de Cáritas de la Parroquia del Hospital colaboró en la recepción y distribución de las donaciones de los socios del club y de los vecinos del barrio.

Colaboró el voluntariado de Cáritas de la Parroquia del Hospital. 
Testigos aplaudieron el gesto. 
Recibieron todo tipo de juguetes.