Los lobos marinos aprovecharon la reducción en la circulación de autos y gente por el aislamiento social preventivo y obligatorio para salir a copar las calles de la ciudad de Mar del Plata. Si bien, no resulta raro ver estos animales en algunos paseos del puerto y de la Banquina de los Pescadores, el viernes por la mañana sorprendió la cantidad de ejemplares. 

En un viernes atípico de Semana Santa en la que el puerto suele estar colmado de gente que va a comprar pescado o a visitar el Centro Comercial, muchos lobos marinos hicieron uso del espacio y su desolación fuera de lo común para acostarse al rayo de sol. 

Sin embargo, no es la primera vez que ocurre un fenómeno similar durante estas semanas de cuarentena. Días atrás, otro animal llamó la atención de los vecinos del barrio porteño de Constitución donde un pavo real recorrió las veredas y sorprendió a quienes cumplían con el aislamiento obligatorio en sus casas, que lo miraban desde la ventana. También, fue visto en Parque Luro, y hasta en Los Pinares.