Los fuertes aumentos en las tarifas de servicios públicos, combinados con las progresivas quitas de subsidios que lleva adelante el actual gobierno en sus dos años y medio de gestión, llevaron a la cooperativa que sostiene al Hotel Bauen a una situación cercana al quebranto.

Las cuentas pasaron de 25.000 pesos de luz en diciembre de 2015, 11.000 pesos de gas y 65.000 de agua -un total de 101.000 pesos por servicios públicos-, a 220.000 pesos de luz, 70.000 de gas y 250.000 de agua, un total de 540.000 pesos. El incremento global representa un 434 por ciento.

"Acá por el Bauen pasan pasajeros que se arrepienten de haber votado a este gobierno, porque a ellos en sus casas también las cuentas les subieron exorbitantemente", le dijo a Crónica HD uno de los trabajadores del Bauen, llamado Horacio.

"Lucharemos para que la empresa no vuelva a quebrar. No hay nada peor que quedarse sin trabajo. Ya lo sabemos. Lo vivimos hace 17 años, por maniobras fraudulentas de empresarios y de políticos", recordó, en referencia al año 2001.

También señaló que "el Congreso votó una ley de expropiación que permitía que la cooperativa se quedara con el hotel y el presidente Mauricio Macri la vetó", tras lo cual explicó que de la subsistencia del Bauen dependen al menos 80 familias.