Por: Gabriel Arias
garias@cronica.com.ar

La pérdida de un hijo, padre o esposo no tiene consuelo alguno, aunque para los familiares de los soldados caídos en la gesta de las Islas Malvinas ante los ingleses, la jornada de este martes pareció "cerrar un herida abierta desde hace 35 años", ya que funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos entregaron los primeros ocho informes con la identificación de los héroes que estaban enterrados en el cementerio de Darwin.

En tanto, se espera para el primer semestre del año venidero que los familiares puedan viajar a la islas para poner la chapa identificatoria en las tumbas y darle el homenaje que se merecen.

La emotiva jornada tuvo lugar en el Espacio Memoria y Derechos Humanos –sito en la avenida Libertador al 8.100–, la cual contó con la presencia de Claudio Avruj –secretario de Derechos Humanos–, funcionarios del Equipo de Antropología Forense, ministerio de Desarrollo Social, representantes de la Escribanía general, familiares de los soldados fallecidos y del Centro de Ex Combatientes de Islas Malvinas de La Plata (CECIM), quienes presenciaron una íntima ceremonia en la cual ocho familias recibieron documentos que confirmaban la identificación de los cuerpos, aunque en otros casos también recibirán objetos personales como cartas, anillos, cadenas o documentos de identidad.

Avruj le comentó a los medios que "es un día especial y sensible no sólo para todas las familias sino para lo sociedad misma, ya que ayuda a cerrar heridas y ahora ellos saben donde descansan sus familiares en paz, y podrán inaugurar en breve sus tumbas en el cementerio de Darwin. El viaje es la segunda parte del convenio que estamos trabajando con la Cruz Roja y el Reino Unido, para que cada familia haga el duelo como corresponde".

Entregaron los documentos a 8 familias. (Fabian Ramella)

Hay que resaltar, que en esta primera jornada se notificaron a los familiares de Claudio Scaglione, Omar González, Macedonio Rodríguez, Angel Benítez, Sergio Giussppetti, Daniel Ugalde, Enrique Ronconi y Julio Castillo, a quienes se le entregó una carpeta con el informe respectivo.

En la jornada de este martes un equipo interdisciplinario viajará a Chaco y Corrientes para reunirse con aquellos familiares que no pudieron viajar para ser notificados en persona de los informes. De las 121 tumbas que tiene el Cementerio de Darwin, 88 pudieron ser identificadas gracias al aporte de 107 familias por medio de un análisis ADN.

Esto se debió a un acuerdo llevado adelante con la Cruz Roja y Reino Unido, y que tras varios meses de trabajo por parte de 14 forenses de diversas naciones como Argentina, México, España, Australia, Reino Unido y Chile, se lograron identificar gran cantidad de cuerpos de soldados enterrados. Ahora se espera que la segunda etapa, tras la identificación de los caídos, sea que los familiares viajen en abril de 2018 a las islas para poner la chapa en la tumba y poder dejar una flor en la misma.

"Nunca cerrará la herida, mi hermano era joven"

"Creo que nos va a traer paz, pero nunca cerrará la herida porque mi hermano era joven, vital, lleno de vida y no lo vimos morir. He perdido varios hermanos en estos últimos años, pero a ellos los ví sufrir y morir, y sé donde están para llevar una flor, pero con este hermano no es así". La dolorosa frase es de Norma Gómez, quien es hermana de Eduardo, un soldado chaqueño de 19 años que murió como un héroe en Malvinas.

Emocionada con el momento que le toca vivir, Norma comentó que "mi hermano estaba haciendo el servicio militar en Monte Caseros (Corrientes) y estaba a punto de ser dado de baja. Por una carta que le mandó a mi tío, le dijo que iba a Malvinas y que él cuidara de mi mamá, mi abuela y mi hermano Guillermo, que cuando el volviera le iba a pagar por todos los gastos. Sin embargo, eso fue lo último que supimos de él porque no regresó".

La mujer agregó conforme que "si hubiese estado mi mamá estaría contenta con esto que sucedió, pero sé que me está iluminando desde el cielo porque ella se fue sabiendo que está búsqueda empezaba".

"Tras 35 años de búsqueda, podremos llorarlo"

Entre tanto dolor por la pérdida de su hijo Macedonio Rodríguez, su mamá María Inés, se mostró tranquila por la situación de saber dónde podrá visitarlo cuando viaje a las Islas Malvinas el año que viene junto a otros familiares de los soldados caídos.

"Para mí es una buena noticia, ya que vinimos a buscar la información que necesitábamos hace muchos años. Gracias a dios pudimos encontrarlo y tras 35 años de búsqueda, ahora podremos llorarlo y saber dónde está. Mi hijo está con dios en la gloria y seguro que tranquilo porque era muy creyente, y esto es un gran paso para todas las familias que querían saber dónde estaban ubicados su hijos y que por suerte, pudieron ser identificados".

María agregó abrazando el informe sobre su hijo, que "me voy contenta y tranquila con que ya pudo ser identificado, y creo que haré el viaje a las islas cuando sea correcto para poder dejar una flor como se merece. Ojalá, todos los soldados caídos que están en el cementerio puedan ser identificados para tranquilidad de sus familias".