L a ciudad de Mar del Plata amaneció este miércoles con basura en las calles, luego de que unos 50 recicladores bloquearan el martes el acceso al predio donde se descargan los residuos, en rechazo a la intención de municipalizar el servicio y no renovar el contrato a la empresa Tecsan a cargo de esas labores.

El secretario general adjunto de camioneros, Juan Vargas, expresó que "la recolección salió a las calles, pero cuando volvió al predio y estaba bloqueado el ingreso, los camiones no pudieron descargar, por lo que los vehículos no salieron más a las calles. Ayer, alrededor de las 19, la comuna nos informó que se municipalizaba el relleno sanitario".

"Hasta este 31 de diciembre esas tareas estuvieron a cargo de Tecsan, y el nuevo pliego de licitación quedó sin avances en el Concejo Deliberante y, al no haber una nueva prórroga, la firma se fue y mandó los correspondientes telegramas a los trabajadores. Entonces, el gobierno les ofreció contratarlos y hacerse cargo del servicio, pero también reducir el sueldo a un 50 por ciento", aseguró Juan Vargas. 

"Esto generó un nuevo conflicto en torno al tema de la basura. Nos parece que la municipalidad no sabe manejar los inconvenientes de la basura antes de tiempo", sentenció. Por su parte, Jorge Trujillo, titular de la Uocra en Mar del Plata, culpó al municipio de la situación de los residuos.

"El contrato con la empresa que opera en el predio se terminó, y nosotros tenemos allí 25 trabajadores, que ganan cerca de 45.000 pesos por mes, y ahora el municipio quiere que ganen alrededor de 12.000 pesos", explicó. Trujillo manifestó que la relación con la comuna esta cortada.

"El basural se quedó en su interior sin operadores formales, por lo que advertimos que, si quieren que los camiones descarguen, van a tener que ir a hacerlo los funcionarios que quieren bajar los sueldos a los trabajadores", sentenció. El sindicalista explicó que "hace un año entró el pliego de bases y condiciones al Concejo Deliberante y no lo han tratado, no sé por qué motivo. Pero ahora no les quieren renovar y nos dijeron que lo quieren municipalizar", se quejó Trujillo.

"Nos parece que ahora en plena temporada no es el momento para hacerlo. Queremos que se garantice el trabajo de estos muchachos que conocen el trabajo, que, por cierto, ese laburo no es para cualquiera, porque es un trabajo insalubre", concluyó.