Trabajaba personal de Defensa Civil y del Plan Nacional de Manejo de Fuego.(AFP)

Más de 374.000 hectáreas se quemaron a causa de los 75 incendios rurales que afectaron a La Pampa en lo que va de la temporada, informaron este miércoles el INTA Delegación Anguil y autoridades locales, que precisaron que aún quedan tres focos activos.

Asimismo, el subsecretario de Protección Ciudadana provincial, Agustín García, informó que según los productores se perdieron "más de 1.000 vacas".

Según el INTA, "la existencia de un proceso de arbustización generalizado, condiciones de baja carga animal por la severa sequía ocurrida entre 2008 y 2010 y una serie de años extraordinariamente húmedos, son las condiciones ideales para la acumulación de materia seca fina, requerida para el comienzo de fuegos".



En cuanto a los incendios rurales que todavía están activos, el gobierno local precisó que uno de ellos afecta la zona de Limay Mahuida, se originó sobre la Ruta 143 y se dirige hacia la Ruta 14. "Se está trabajando con máquinas del municipio para cortar el avance", apuntaron. 

El segundo foco continúa en las Rutas 18 y 11, en la zona de Quehué, donde "ya se logró cerrar el frente y un flanco y está llegando otra cuadrilla de Defensa Civil para colaborar", afirmaron. 

El tercer y último foco activo se registraba en las Rutas 15 y 18, cerca de la localidad de Chacharramendi, donde también trabajaba personal de Defensa Civil y el Plan Nacional de Manejo de Fuego. Los focos contenidos hasta el momento son los de Luan Toro, Loventuel y Santa Isabel.

Fuente: Télam