Con quince meses consecutivos de caídas y pobres perspectivas a futuro, el mercado inmobiliario continúa su fuerte descenso. El mes de agosto cerró con un retroceso interanual del 35%, uno de las mayores de los últimos tiempos. Al compararlo frente al mes anterior, de julio, tampoco hubo crecimiento.

En el octavo mes del año se vendieron un 7% menos de propiedades que en el séptimo, según el relevamiento que realiza el Colegio de Escribanos porteño. Además, las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 324 casos, 50,1% menos que las registradas un año antes: representaron el 10,9% del total, frente al 14,2% de un año antes.

Las operaciones con hipotecas bancarias quedaron reducidas a una mínima cantidad: entre enero y agosto últimos, se registraron apenas 1.808 casos, que reflejaron una baja del 84,2% respecto del mismo período de 2018. El monto medio de los actos fue de 7.669.374 millones de pesos (140.361 dólares de acuerdo al tipo de cambio oficial promedio): creció 102,8% en un año en moneda argentina, mientras que en moneda estadounidense subió 14,7%.

Las operaciones con hipotecas bancarias quedaron reducidas a una mínima cantidad: entre enero y agosto últimos, se registraron apenas 1.808 casos, que reflejaron una baja del 84,2% respecto del mismo período de 2018

Septiembre malo

En el sector, además, consideran que septiembre también tendrá cifras muy malas. Especialmente luego de la nueva devaluación del mes pasado, que encareció las propiedades en pesos, y tras la implementación del control de cambios que impide comprar dólares.

Tras una serie de reuniones con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, los empresarios lograron que se habilite un permiso para adquirir hasta 100 mil dólares siempre y cuando haya un boleto de compraventa previamente firmado. Desde la cámara, sin embargo, reclaman mayor flexibilidad y eliminar el límite para revitalizar el mercado.

Ver más productos

El beato Marco Antonio Durando, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Marco Antonio Durando

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos