Un partido entre dos equipos chubutenses que disputaban un torneo de Rugby Seven en el balneario rionegrino de Playas Doradas terminó en un verdadero escándalo, luego que los jugadores protagonizaran una batalla campal.

La pelea comenzó entre los deportistas de los conjuntos de Trelew y Gainman durante el duelo y terminó después con varios de los espectadora como protagonistas.

"Una jugada brusca que desató la ira de un jugador que no dudó en encarar y empezar la pelea que terminó en una suerte de todos contra todos, aunque la mayoría fue a separar la gresca", contó "Cadu" Caullán, organizador del evento, en declaraciones a La Jornada de Chubut.

"Nos queda un sabor amargo por este disturbio, tuvimos que eliminar a los dos equipos que participaban en la Copa de Oro, los eliminamos para que también tengan un sabor amargo, nos pidieron disculpas pero el mal momento ya lo habíamos pasado", agregó el directivo.


Tras la pelea y la eliminación de los equipos chubutenses, un equipo de Carmen de Patagones se quedó con la Copa de Oro, que estaba en disputa, mientras La Española, de Trelew, obtuvo el subcampeonato.

El incidente se produjo el domingo último en el mismo fin de semana en que la opinión pública de todo el país se vio conmocionada por el asesinato del joven de 18 años Fernando Báez Sosa, en Villa Gesell, hecho por el cual hay diez rugbiers detenidos.