Un brutal episodio tuvo lugar en el barrio porteño de Barracas. Un hombre fue ferozmente mordido por un perro y casi le arrancan las extremidades.

Se trata de un sujeto que salió a pasear con su mascota. Mientras que uno de sus vecinos, dueño de un pitbull, venía de frente a él.

La bestia se abalanzó sobre el animal más pequeño y el hombre, instintivamente, se interpuso entre ambos. Fue ahí cuando el pitbull comenzó a morderlo brutalmente. Algunos transeúntes que paseaban por la zona comenzaron a patear a la fiera, buscando que deponga su actitud.

Sin embargo, recién a los minutos cesó el violento suceso. El principal damnificado y su mascota debieron ser atendidos por el calibre de las mordidas, pero ya se encuentran bajo peligro.

Así fue el ataque del perro