La incertidumbre y el pánico se apoderaron del barrio porteño de Palermo. Es que en la intersección de las calles Armenia y Charcas, una vecina se topó con un artefacto extraño que terminó siendo una granada.

Cerca del lugar, se encuentra la escuela judía Martín Buber, por lo cual la tensión se apoderó de la institución.

En el lugar se hizo presente la Brigada de Explosivos de la Policía, la cual acordonó la zona hasta determinar de qué artefacto se trataba.

Tras confrimar que se trataba de una granada de fragmentación MK2, utilizada en la II Guerra Mundial, se procedió a desactivarla exitosamente.

Esta es la granada. (@domenechNews)