A pocos días del lanzamiento del nuevo programa Precios Cuidados, la Federación Argentina de Industrias de Pan (Faipa) le pedirá una reunión a la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, para proponerle un precio fijo del “pan francés fresco” que oscilaría entre 80 y 100 pesos durante los próximos seis meses, aunque con la condición de que la bolsa de harina en ese mismo período no supere los 1.000 pesos.

De esta forma, el sector panadero quiere lograr que el pan francés esté dentro de la nómina de Precios Cuidados, que comenzará a regir el 7 de enero. Uno de los directivos de Faipa, Gerardo Di Cosco, aseguró: “Creemos que si la harina se mantiene en mil pesos la bolsa, y con las tarifas congeladas, el abastecimiento de pan puede estar por abajo o en cien pesos el kilo”.

“Nuestra industria ha sido castigada por el modelo liberal del anterior gobierno, llevando a la industria a declarar la ‘ Emergencia Nacional’ por primera vez. Los panaderos van a estar codo a codo trabajando en lo que el nuevo gobierno crea conveniente”, agregó Di Cosco.