Gabriel Calisto

gcalisto@cronica.com.ar

El promocionado gesto del gobierno nacional hacia los usuarios de la red de gas nacional, de permitirles pagar en hasta cuatro cuotas sin interés las facturas para el bimestre julio/agosto "oculta una realidad básica: que la gente no las puede pagar", según organizaciones de defensa del consumidor.

La medida regirá para las boletas que llegarán a los hogares a partir de septiembre, y quedan excluidos comercios, pymes, clubes y beneficiarios de la tarifa social. Según informaron desde el Ministerio de Energía a Crónica, la medida fue tomada como una forma de "dar un alivio al bolsillo de la gente".

La explicación oficial agrega que se trata del primer invierno con tarifas plenas y "sinceradas" -en 2016 estaban suspendidas por la Corte Suprema de Justicia-, por lo que se busca "que los usuarios puedan ajustarse en forma gradual al consumo racional que deben tener".

Dicha versión coincide con la campaña mediática en la que se explica y pide a los clientes que apelen "al suéter que tejió la abuela" para no prender estufas y así ahorrar gas, entre otras sugerencias. Claro que, en plena campaña electoral y con el gobierno decidido a lograr algún dato positivo en la capacidad de consumo, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, aporta su granito de arena al quitar por ahora la presión sobre los usuarios.

En números

Según un análisis que hizo el gobierno en base a los clientes de Metrogas (atiende a unos tres millones de usuarios, que representan el 37% de los usuarios del país), la mayor parte de los clientes residenciales pagará menos de $500 por mes por las facturas del invierno. Sin embargo, unos 150.000 clientes, entre los que se encuentran los mayores consumidores, recibirán facturas por encima de los 1.000 pesos.

Además, muchos recibieron en el último tiempo cifras considerablemente superiores, que rondan los 4.000 pesos. La misma empresa estimó que en el bimestre actual (julio/ agosto) se incrementó en un 40% el consumo. Y si se lo compara con las cifras del año pasado, se esperan fuertes aumentos en las cifras finales de las boletas del servicio.

"Esto lleva la parte del año de mayor frío. Por eso las facturas están viniendo tan altas. También las de la electricidad, por el mismo motivo. Recibimos muchos reclamos", le cuenta a Crónica, Sandra González, de la asociación Adecua.

Para la especialista, "si el gas lo están dando a pagar en cuatro cuotas, es reconocer que no se puede pagar. En este contexto, deberían medir mucho y ser muy cuidadosos antes de aplicar otro aumento como el que anunció el ministro Juan José Aranguren", agregó.

Por su parte, el presidente de la asociación Defensa de Usuarios y Consumidores ( Deuco), Pedro Bussetti, advirtió a la agencia DyN que la posibilidad de refinanciar las facturas de gas en hasta cuatro cuotas "no resuelve nada" en lo inmediato y alertó que "la gente se endeuda para pagar un servicio público".