La mujer bajó de su departamento cerca de las ocho de la noche en el barrio porteño de Villa Luro para pasear a su perro. A las pocas cuadras, el can comenzó a ladrar desesperadamente porque notó algo entre las ramas sobre la calle Miranda al 5500.

Sara Torres relató a los medios: "Venía caminando con mi perro y de repente se quedó parado enfrente de unas ramas. Ladraba y no se quería mover de la vereda. Estaba muy asustada y no sabía qué hacer. Yo tenía miedo que mi perro la ataque".

La vecina advirtió a a la policía que llegó inmediatamente. "Aparecieron casi 10 policías que estaban sorprendidos por lo que veían. Luego, uno de ellos la agarró de la cola y la metió dentro de una caja", explicó.

Luego desde la Comisaría 44°, ubicada en el barrio porteño de Versailles, se comunicaron con la Asociación Civil Lorianne encabezada por una joven de 15 años que recupera animales para devolverlos a la vida silvestre.

Miembros de la ONG observaron el reptil e informaron que era una Python Molurus de pocos meses de vida y comenzaron con su cuidado. Además, explicaron que son serpientes que en general se compran y luego no saben cuidarlas, por eso aparecen en lugares inesperados.