El saldo de heridos en la Capital Federal fue de 195 personas producto del mal uso de pirotecnia durante la celebración de Año Nuevo. Así lo reportaron los registros de guardia del  Hospital de Quemados y el Hospital Santa Lucía, de los barrios porteños de Caballito y Constitución.

Se puede apreciar que año a año los heridos fueron en aumento. En el 2015 hubo 162 casos de personas que sufrieron heridas de diversa consideración por el mal uso de pirotecnia. En el 2016, las víctimas fueron 190.

Analía Aloisio, jefa de día guardia en el Hospital de Quemados, precisó que ninguna de las personas que ingresaron para su atención presentaron heridas de gravedad, por lo que tras las curaciones correspondientes fueron dadas de alta. 

“Después de las 10:00, habitualmente, se llena el hospital. Vienen de Capital y provincia de Buenos Aires. Nos han llamado  durante la noche y madrugada para preguntarnos qué hacer ante las quemaduras”, dijo Aloisio.

Del total de los afectados este año, 12 son menores de edad, que fueron atendidos en las 24 horas de guardia de Aloisio. Once ingresaron al Hospital después de las 00:00 dado que la manipulación de la pirotecnia fue en el recibimiento del nuevo año. 

Los menores, de entre 4 y 14 años, sufrieron heridas leves principalmente en las manos y la cara, dijo Aloisio en una conferencia de prensa realizada en la puerta de ingreso al hospital ubicado en Avenida Pedro Goyena 369, en el barrio porteño de Caballito. 

Por su parte, Diego Desio, jefe de guardia del Hospital de Oftalmología Santa  Lucía, precisó que allí se registró el ingreso de 19 personas con heridas en los ojos, de las cuales seis presentaron gravedad y deberán ser intervenidas quirúrgicamente. 

Esos seis heridos, de los cuales cinco fueron por el mal uso de pirotecnia y uno por un “corchazo”, podrían llegar a perder la visión. 

"Once de los diecinueve son menores de 15 años", indicó Desio en una conferencia de prensa.  

Fuente: