Por Fedra Abagianos
@trinityflux

En la película de Juan José Campanella, el club social "Luna de Avellaneda" está amenazado de cerrar sus puertas y de convertirse en un casino, a causa de la crisis económica en Argentina. Lo que es el argumento de una película podría ser el destino de los clubes de barrio, sociales y deportivos del país, ya que la mitad de los 20.000 que hay tienen deudas que superan los 400,000 pesos con las empresas prestadoras de servicios.

Como en aquella crisis en "Luna de Avellaneda", ésta, amenaza la existencia de todos los clubes pero en la realidad y no en la ficción. Los números que revela el Observatorio Social y Económico de Clubes de Barrio y Afines, son más que preocupantes. De los veinte mil clubes que hay en actividad por toda la Argentina, diez mil tienen deudas con las empresas prestadoras de servicio por un valor superior a los 400.000 pesos, además de los intereses que se van generando por la falta de pago. Cuatro mil superan los 600.000 pesos y ya comenzaron con el cese de actividades, por lo que peligran su funcionamiento. Eso, es la realidad superando a la ficción.

"La crisis a los clubes nos golpea directamente, no sólo se nos esta haciendo imposible hacer frente a los aumentos en las tarifas que ya superan el 2.000 % desde el 2016, sino que además hay una morosidad en la masa societaria superior al 55%. De cada diez personas que van al club solo cuatro hoy pueden pagar la cuota", aseguró a Crónica Cristian Font, presidente del Observatorio Social y Económico de Clubes de Barrio.

Font, que además es presidente del Club Deportivo Domínico en Avellaneda, aseguró que la crisis llevó a que los clubes no sólo corran riesgo de cerrar sino que además volvieran a ser comedores comunitarios y clubes de trueque, como sucedió en otros momentos tan críticos como éste de la sociedad argentina. "Por la demanda social de poder acceder a un plato de comida, porque hay chicos que se desmayan haciendo la práctica deportiva y porque no están bien alimentados", expresó con tristeza.

Más de mil clubes ya dieron de baja el servicio de gas natural y debieron reemplazarlo por gas envasado. "Miles de chicos se quedaron sin poder acceder a una ducha caliente, generando mas pobreza y desigualdad", dijo Font. Además, las instalaciones de los clubes se están deteriorando por la falta de inversión. "No podemos hacer inversión en infraestructura y todo lo que invertíamos en asistencia a los chicos como ropa, calzado, material deportivo, entre otras cosas, se tiene que destinar a pagar las facturas, generando peores condiciones para los socios que asisten y forman parte de nuestras instituciones", aseguró el presidente del observatorio.

Como consecuencia de los tarifazos, los clubes fueron forzados a tomar decisiones que atentan contra ellos mismos. "Los clubes aún no comenzaron a cerrar las puertas, pero han cerrado piletas, sacaron actividades, se dejaron de usar instalaciones por falta de mantenimiento, las puertas se cierran mas temprano, y recurren a situaciones extremas como engancharse de la luz", describió Font y agregó: "A este ritmo de acá a fin de año, el fenómeno de cierre de clubes se va a ir dando en todo el país, mostrando el deterioro que vive el sector y generando aún más descomposición en el tejido social, que sumado al cierre de pymes, fabricas, comercios, generan un combo explosivo en nuestra sociedad".

Ante la posible amenaza de los cierres, el daño sobre la sociedad es mucho más profundo que el cierre de una institución, un complejo o un terreno. "Si se cierran los clubes de barrio perdemos primero parte de nuestra identidad como argentinos, nuestros clubes tienen más de 100 años de historia y pasaron por ellos todos nuestros deportistas e íconos de la cultura popular", aseguró con nostalgia Font y subrayó: "Son la base de la pirámide de todo el deporte argentino. No existirían ni los Maradona, ni los Messi, ni los Ginobili".

Para Font, si no fueran por los clubes, los argentinos "perderíamos a uno de los actores de socialización más importantes, que junto a la escuela y la familia forman personas con valores utilizando al deporte y a la cultura como herramienta de socialización de formación, de inclusión y de igualdad".

En los veinte mil clubes que funcionan en el país, hay más de 300 mil dirigentes que trabajan ad honorem y que llevan adelante el funcionamiento de esas instituciones. Hay ocho millones de personas que realizan actividades deportivas y mas de cuatro millones que realizan actividades sociales y culturales. Son miles los clubes afectados pero millones las personas que directamente se ven perjudicadas.

Por otro lado, la Escuela Pública también utiliza a los clubes deportivos de todo el país tanto para el desarrollo de sus prácticas deportivas como para otras actividades sociales, asiduamente y de forma gratuita.

El 29 de abril pasado, a raíz del momento crítico que está amenazando la continuidad de los clubes, se hizo un apagón en los distintos clubes de la ciudad de Buenos Aires, como también en algunos de la provincia de Buenos Aires que también se sumaron a está iniciativa. "Con la idea de llamar la atención de la población y las autoridades fue tomando repercusión entre los clubes de todo el país como una forma de visibilizar lo que esta ocurriendo en nuestras instituciones", explicó Font.

El apagón también tenía la intención de generar reacción en la sociedad y en la legislatura porteña para que trate el proyecto de ley que contempla el subsidio del 50% en la tarifa eléctrica por parte del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, para que los clubes puedan hacerle frente a la crisis y sobrevivir en vez de desaparecer.

"Una hora más acá. una hora menos en las calles"

Anibal Sosa es presidente del Club de Barrio Escuela Deportiva Barrios Unidos, una asociación civil fundada en febrero de 2003 por un grupo de padres del departamento de Maipú, en la provincia de Mendoza. Participó desde el comienzo en esta iniciativa emprendida por un grupo de amigos del barrio y aseguró que nació con el “objetivo de crear un espacio para los chicos que ocupaban mucho tiempo en las calles y corrían riesgos de caer en problemáticas de adicciones y delitos menores”.

En el club se desarrollan actividades como el fútbol femenino y masculino, el boxeo mixto, el hockey social, el karate y la gimnasia funcional. Además, se desarrollan actividades culturales como danzas urbanas, hip hop, educación y alfabetización para adultos. “Además, por la grave situación económica que atraviesa la población donde estamos trabajando, realizamos ayudas alimentarias”, contó Sosa. “La situación que está atravesando nuestro club es muy compleja por el pago de profesores, promotores e instructores deportivos, además de los gastos en infraestructura para mejorar la calidad del servicio y ampliar la capacitad de los deportes que se pueden realizar en el playón deportivo”, describió Sosa. El club se encuentra respaldado sólo por los socios y algunas pocas empresas que aportan al proyecto “Una hora más en el club, es una hora menos en las calles”. En diciembre, el estado municipal les retiró una ayuda que venían recibiendo desde 2008. “No recibimos nada ni de la Nación, ni de la provincia de Mendoza.

Aún estando registrados y con la documentación al día para el programa Mi Club, desde 2016”. Este programa se ocupa de fortalecer a clubes de barrio y organismos deportivos de base de todo el país, entendidos como centros de participación, desarrollo e inclusión que deben ser recuperados como patrimonio social y cultural de las comunidades. “Si bien no tenemos grandes deudas, tenemos complicaciones que son más de índole de infraestructura para poder mejorar las actividades, como también los materiales deportivos y las indumentarias para los distintos deportes”, contó Sosa. El presidente del club Escuela Deportiva de Barrios Unidos, aseguró que el pago de la cuota social cayó en los últimos tiempo por la crisis económica que “afecta a las familias con las que beneficiamos con nuestra tarea”.

"Un medio y una forma de vida"

Alfredo Fasce es presidente de la Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs (AREDA), una institución que nuclea a los 185 clubes de la ciudad de Rosario, que también sufrieron la crisis de 2001 como la actual de una forma similar, aunque ésta tiene algunas diferencias. “Además, de los tarifazos, está la embestida de un cambio de paradigma que quiere hacer el gobierno Nacional con el deporte, transformando los estamentos normales que tiene el deporte en una Agencia Nacional del Deporte, porque tengo la seguridad de que esto tiene un trasfondo de negocio inmobiliario muy grande, y lo que representa una sociedad comercial o anónima en el deporte, es totalmente opuesta a lo que significa el deporte”, aseguró el presidente. Para Fasce la mirada que existe hoy sobre la persona es “el negocio, los pesos”.

Entonces, la persona empieza a ser mirada como una mercancía, cuando en los clubes la mirada “es de atención a nuestros semejantes, a nuestros amigos, a las familias que componen el club, con una mirada sobretodo puesta fundamentalmente en los chicos y en los jóvenes”.

“Además de transmitirles el deporte, permitirles jugar, le agregamos valores éticos, de vida y sociales. Por eso hay que defender a las instituciones de toda esta embestida y de toda esta situación, porque representan un medio y una forma de vida”, advirtió Fasce. Según Fasce, quien dirige una institución que lleva 55 años en actividad, la educación comienza en los hogares y en los clubes, y luego se extiende a todos los ámbitos de la vida. “Para que el deporte se transforme en una herramienta de educación y de formación, no en un problema económico para que alguien lucre con eso”, aseguró preocupado

En el sur, los problemas también existen

Amigos Hockey Club es una institución que pertenece a la Asociación Santa Cruz Norte, integrada por ocho clubes de la provincia de los departamentos de Pico Truncado y Caleta Olivia, en Santa Cruz, con 1200 jugadores afiliados. El club tiene casi trescientos socios y desarrolla el deporte de hockey femenino y masculino. Desde hace cuatro años enfrentan la crisis que azota al país, junto a la Asociación Argentina de Clubes y el Observatorio “ponen en valor el trabajo de los dirigentes frente a las injusticias que sufren en cada una de las provincias”.

Wilson Parada es referente del deporte social en Santa Cruz, miembro de la asociación y del club. “Hay muchos factores que afectan la crisis. No solamente la cuota del socio, sino también las tarifas, tanto gas como luz, y esto no afecta sólo a los clubes sino también a la ciudadanía”, aseguró. En el caso de Santa Cruz, el Estado provincial ayuda con el plan Ser Sol a las familias en situación de vulnerabilidad con programa de cobertura de los servicios públicos en la provincia. “Tanto a los clubes como las familias les cubre entre un 20 o un 70% en la tarifa de gas y de la luz. Es un hecho relevante que nos permite al deporte afrontar un poco mejor esta crisis”, explicó el referente. “Estamos en la Patagonia, si tenemos que viajar a una localidad como Río Gallegos, hablamos de unos 25.000 pesos en transporte terrestre, y eso se lo paga el jugador, el deportista, como también la alimentación. Un viaje de un fi n de semana es un número importante y más cuando aumentan todas las tarifas que impacta sobre el combustible”, dijo.

En invierno los precios se acrecientan por las bajas temperaturas. “Hoy estamos viendo que en el común de la gente por la calefacción y el gas tienen cuentas de 2.000 o 3.000 pesos, en casas familiares. En nuestra sede sólo lo usamos los fines de semana, pero de cara al invierno todo será mucho más complicado”.

Ver más productos

San Roberto Belarmino, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Roberto de Belarmino

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos