Nueve personas adultas y cinco menores fueron atendidos con heridas de distinta consideración en el Hospital Municipal de Quemados del barrio porteño de Caballito.

Sólo uno de los adultos quedó internado para ser tratado, informó este lunes a la mañana la jefa de guardia de ese centro de salud, Analía Aloisio.

Según informó la médica, el paciente de 30 años iba conduciendo su auto cuando un petardo ingresó por la ventanilla y estalló en el interior del vehículo, provocándole lesiones en el 20 % del cuerpo.

Además, Aloisio señaló que "hay una baja de heridos por pirotecnia en relación al año pasado" y graficó: "Hace 20 años que estoy en el hospital y una noche, en fiestas pasadas, atendí a más de 500 personas".

Sin embargo, aclaró que suelen registrarse más casos de heridos por pirotecnia en Año Nuevo que en Navidad.



En el Hospital Lagleyze se atendieron, hasta el mediodía, un total de 14 personas. "Hay más niños que adultos heridos por pirotecnia: 8 niños, uno de gravedad, y alrededor de 6 adultos", explicó la jefa de guardia Juliana Leiro.

Respecto a los pacientes internados, la médica Marcela Pérez explicó que una nena fue trasladada al hospital Gutiérrez, donde será operada por "una herida penetrante corneal, por pirotecnia".

Además, hay un adolescente que está siendo operado por "un traumatismo contuso por una caída". Al respecto, Pérez agregó que se trata de "una nueva modalidad para nosotros en estas fiestas: los traumatismos por caídas de niños".

En la clínica Santa Lucía recibieron 33 pacientes de los cuales 28 fueron por pirotecnia, uno por "corchazo", uno por accidente de auto y 3 por agresiones.

Leandro Chautré, jefe de guardia de ese centro de salud, informó que hay tres pacientes graves con intervención quirúrgica. Además, detalló que 18 son menores de 15 años y que el 80 por ciento de los atendidos son heridos por pirotecnia.

Según advirtió, el más grave es un nene de 3 años que será trasladado al Garrahan para ser intervenido por una "herida penetrante corneal" luego de que un fuego artificial saliera desviado hacia su cara.

"Eso es de bastante gravedad porque existe riesgo de infección y otras complicaciones oculares que, con el correr de los días, vamos a ver en qué estado está", explicó.