El pasado martes, los servicios de emergencia del condado de Devon, en el Reino Unido, recibieron un llamado de auxilio. Una mujer había trepado hacia el borde de un viaducto ubicado cerca de Exeter, la capital del condado, con el objetivo de acabar con su propia vida al saltar a vacío

Un equipo especializado de la policía local fue desplegado para intentar negociar con la joven, pero sus intentos resultaron futiles. Con las tensiones elevándose a cada minuto, se acercó a la escena el Departamento de Bomberos de la localidad. Fue entonces cuando uno de los auxiliares propuso liberar a Digby.

Digby, el perro rescatista.

Digby es el nombre del perro del Departamento de Bomberos, que el cuerpo utiliza para ayudar a las personas que atravesaron una experiencia traumática durante sus sesiones de terapia. El cockapoo australiano se acercó a la mujer, que giró la cabeza al notar su presencia y al verlo esbozó una sonrisa.

Con la presencia de Digby alivianando la situación, los agentes de policía y bomberos lograron entablar una conversación con la mujer acerca del trabajo que el canino realiza junto al servicio de emergencias desde 2018.

Viendo una oportunidad para finalmente desescalar la situación, los agentes invitaron a la mujer a alejarse del borde del viaducto para conocer al simpático perro. Ella accedió, fue rescatada y pudo recibir asistencia de profesionales del cuidado de la salud mental.

El departamento de bomberos decidió compartir la increíble hazaña de su perro en su cuenta oficial de Twitter, donde Digby y el final feliz de su historia rápidamente se volvió viral entre los internautas:

Gerald Taylor, Jefe de Respuestas y Asociación en el Departamento de Bomberos del área, también felicitó al perro de rescate en su cuenta. No hay duda que una promoción es bien merecida, o al menos un par de golosinas para perros.