La joven estadunidense, Nina O'Brien, estaba posicionada como una de las mejores esquiadoras de estos JJ. OO, sin embargo, su sueño de medalla quedo nulo debido a la fractura de su pierna.

El pasado 4 de febrero se dio comienzo a los Juegos Olímpico de Invierno. Este año cientos de deportistas se movilizaron hasta Beijing, China, para representar a sus países en los distintos deportes. 

 

Si bien los deportistas están acostumbrados a las lesiones durante la práctica de la disciplina, muy pocas veces el público puede ver cuando suceden estas. El caso de Nina preocupo a los cientos de participantes de los juegos y a los miles espectadores que estaban viendo la competencia. 

O'Brien es una corredora de esquí alpino de Estados Unidos y se especializa en los eventos técnicos de slalom gigante y slalom. En 2021, gracias a sus buenas marcas, se posicionó dentro el top 10 de mejores deportistas femeninas del deporte de nieve. Estos triunfos le abrieron la puerta a los Juegos Olímpicos de Invierno 2022. 

 

Las olimpiadas apenas comenzaban, pero ella ya estaba en sexto lugar después de su primera carrera, sin embargo, la competencia de Eslalon Gigante para mujeres en el esquí alpino de los Juegos estuvo marcada por el espantoso accidente.

Debido a un desequilibrio cuando descendía a toda velocidad por el Centro Nacional de Esquí Alpino de Yanging (la segunda participación)golpeó la penúltima puerta y cayó terriblemente.  Rodó por varios metros hasta que una pared de contención la detuvo. Ante lo sucedido, tuvieron que frenar la competencia y retirar a la joven en una camilla de la pista de nieve.

"Nina sufrió una fractura compuesta de la tibia y el peroné izquierdos", dijo el portavoz del equipo estadounidense. Según se informó, la deportista tuvo que ser operada de urgencia.  

Luego de la intervención quirúrgica, O'Brien publicó una foto en sus redes sociales para llevar tranquilidad a sus fans y familia. Esta fue acompañada de una extensa carta donde la joven decía que se lamenta por lo sucedido. Además, agregó "Sigo repitiéndolo en mi cabeza, deseando haber esquiado esas últimas puertas de manera diferente".
 
Actualmente, Nina sigue internada bajo el cuidado de los médicos de Beijing. Si bien su estado ha mejorado, se explicó que la recuperación de los huesos será larga y que deberá hacer algún tipo de rehabilitación antes de volver a competir.  
Tras el incidente fue reemplazada por su compañera de equipo para la carrera de slalom. Finalmente,  la medalla de oro fue para la sueca Sara Hector, la plata para la italiana Federica Brignone y el bronce para la suiza Lara Gut-Behrami.
 
La participación individual de Nina O’Brien ha finalizado de la peor manera, pero ella  comunicó que seguirá compitiendo luego de la rehabilitación. 
Ver comentarios