Alerta en Londres. Cercaron las inmediaciones al parlamento británico. (Gentileza @EwelinaUO)
El hombre detenido por la policía británica tras haber estrellado su automóvil contra las barreras de seguridad del parlamento británico el martes por la mañana en Londres es sospechoso de "delitos de terrorismo", declaró Scotland Yard.
 

El sujeto tiene entre 25 y 30 años, precisó la policía en un comunicado. El ataque causó varios heridos, ninguno de los cuales está en peligro de muerte, y el atropello está siendo investigado por la policía antiterrorista. 
Las víctimas son auxiliadas por personal médico. (Twitter)

"En esta etapa tratamos esto como un incidente terrorista, el mando antiterrorista de la policía metropolitana dirige la investigación", declaró la policía británica en un comunicado. 

En horas de la mañana, el conductor de un automóvil Ford Fiesta gris metalizado atropelló a ciclistas y peatones antes de estrellarse contra las vallas de seguridad del Parlamento. Su conductor, único ocupante del vehículo, fue detenido por los policías presentes en el lugar, declaró Scotland Yard en un comunicado donde precisaron que no encontraron ningún arma en la zona donde ocurrió este acto. 

Peritado. El coche que causó pánico en Westminster. (AFP)

"Aunque mantenemos la mente abierta, el mando antiterrorista (de la policía) dirige la investigación sobre el incidente de Westminster", indicó la policía poco después de que se informara sobre este hecho.

Imágenes difundidas en las redes sociales muestran a policías fuertemente armados que rodean el vehículo gris del cual sacan al conductor y se lo llevan esposado, mientras que las calles alrededor del Parlamento en Westminster fueron cerradas a la circulación. En otros videos se puede ver a la controlando al conductor, vestido con pantalón jean y chaqueta negra.

Una decena de patrullas policiales y al menos tres ambulancias estaban estacionadas cerca del Parlamento, hasta donde también se desplazaron equipos de artificieros y perros policías. La estación de metro de Westminster también fue cerrada. 

Toda la zona donde ocurrió el incidente era sobrevolada por un helicóptero y fue acordonada por las fuerzas de seguridad, constató un periodista de la AFP.

"Parecía ser un acto deliberado", contó una transeúnte, Ewalina Ochab, consultada por la agencia británica Press Association. "Yo estaba caminando del otro lado de la calle, escuché ruidos y alguien gritó. Me di la vuelta y vi un automóvil gris que iba muy rápido y muy cerca de las barreras, incluso sobre la acera", dijo.
 
Un turista francés, Emmanuel Guy, contó a la AFP que "sospechamos que había pasado algo serio porque estaba cerrado. Pensamos en el atentado de Londres que fue en el puente de Westminster", dijo al admitir que este hecho alteraría su programa de visita.
 
La primera ministra Theresa May envió su solidaria a los heridos y agradeció a los servicios de emergencia por su respuesta "valiente y rápida", escribió en Twitter. 


No es la primera vez

El Reino Unido fue sacudido en 2017 por una ola de atentados, de los cuales cuatro fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico, que dejaron en total 36 muertos y 200 heridos. Uno de esos ataques ocurrió en marzo en el Puente de Westminster, que conduce al Parlamento. 

El autor del atentado atropelló primero a varias personas que iban caminando sobre la acera del puente y terminó su carrera contra las rejas del Parlamento.
 
El autor, Khaldi Masood, bajó enseguida del automóvil, ingresó en el recinto del parlamento y apuñaló mortalmente a un policía antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad. 
Desde entonces se instaló una barrera de seguridad de cemento y acero alrededor de las rejas del Parlamento y en las aceras que conducen al puente. 

Fuente: AFP