Un joven argentino murió al ser arrollado por una camioneta tras una pelea desatada entre dos grupos de personas en un pueblo de Estados Unidos. La víctima fue identificada como Ramiro Francisco Onorato, quien tenía 27 años y era oriundo de Mar del Plata. En el momento de su muerte se encontraba en la localidad de Manchester, en el estado de Connecticut.

El enfrentamiento y la muerte se produjeron en el estacionamiento de un hotel del pueblo, cuando dos grupos de hombres se pelearon de manera muy violenta. En medio del choque, uno de ellos abordó una camioneta tipo pick up y atropelló a Onorato, quien murió momentos más tarde en el Hospital y Centro Médico St. Francis.

Por el hecho, la policía detuvo al conductor del vehículo, identificado como Octavio Barron (30), quien fue acusado de “homicidio negligente con un vehículo motorizado, manejo imprudente de segundo grado y violación de la paz”. Además, fue retenido con una fianza de 200 mil dólares.

Todo comenzó cuando pasadas las 23 del sábado, la policía fue enviada al hotel Extended Stay America por una llamada de emergencia. Los oficiales encontraron a Onorato en el suelo en el estacionamiento trasero, con lesiones y sangre en la cabeza. Por su parte, Barron fue hallado en una estación de servicio cercana, sentado en el asiento del conductor de una camioneta marca Chevrolet 2011.

Al declarar, Barron dijo que estaba trabajando para un contratista eléctrico con base en la ciudad de Charlotte, y que él y varios compañeros de trabajo habían viajado a Manchester para reunirse con miembros de otro equipo de empleados que se alojaban en el hotel. Los trabajadores de Manchester estaban borrachos, dijo Barron a la policía, y comenzó una pelea entre las dos tripulaciones, según el informe. Uno de sus trabajadores estaba siendo golpeado, agregó, pero cuando intentó detener la pelea, fue empujado al suelo.

En la misma línea, Barron mencionó que él y otros trabajadores se amontonaron en su camioneta para escapar del lugar cuando un hombre del otro grupo comenzó a golpear las ventanas del rodado. A continuación, escaparon y fue entonces cuando se produjo la muerte de Onorato.

Según testigos, Onorato estaba corriendo del lado del acompañante de la camioneta en movimiento cuando fue arrollado por los neumáticos delanteros y traseros. Precisamente en la rueda trasera la policía encontró una sustancia similar a sangre y un cabello de color oscuro.

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos