Los jóvenes de Japón serán beneficiarios de una iniciativa que armó el gobierno y desató una polémica mundial: “¡Viva el sake!”. Así se titula la propuesta para que haya más consumo de alcohol y promover a uno de los sectores económicos más golpeados por la pandemia que no todavía se recupera. 

La Agencia Tributaria de Japón es el organismo que abrió el inédito concurso para juntar ideas y propuestas de negocio que sean destinadas a promover que los jóvenes beban más alcohol.

Todo este certamen tiene lugar ante el marcado descenso de su consumo que provocó el coronavirus y la enorme caída de la recaudación fiscal.

 

Los detalles de la campaña alcohólica

Esta propuesta oficial se denomina "¡Viva el sake!", por el juego de palabras que se forma con el término japonés para bebidas alcohólicas y la palabra castellano que significa celebración. 

Con esta idea, los japoneses tienen que mandar propuestas destinadas a "revitalizar la industria de las bebidas alcohólicas y solucionar sus problemas", según indicaron desde la página web oficial.

Luego, desde la agencia tributaria también explicaron que el objetivo de la campaña es: “Incrementar el conocimiento entre la población sobre el sector de las bebidas alcohólicas, que está atravesando dificultades debido al Covid y a la baja tasa de natalidad, que conlleva que haya menos consumidores”.

Al mismo tiempo, este organismo oficial busca para apoyar a la industria alcohólica de Japón promoviendo la exportación de productos como el sake (licor de arroz). "Son una parte importante de la cultura y la tradición de Japón", describieron.

Las críticas a la campaña y las cifras de Japón

Este concurso recibió muchas críticas en las redes sociales por promover hábitos poco saludables, por lo que la Agencia Tributaria aseguró: “No busca que haya un consumo excesivo de alcohol y también trabaja para educar a los jóvenes para un consumo moderado”.

Según datos oficiales, la recaudación de los impuestos sobre el alcohol en Japón tuvo la mayor caída registrada en 31 años durante el ejercicio fiscal de 2020.

 

En este sentido, el gasto promedio per cápita de alcohol en bares y restaurantes en ese año fue de 9.000 yenes (unos 9 "lucas"). Se trata de menos de la mitad del monto registrado un año antes, según el Ministerio del Interior japonés.

Por último, cabe mencionar que el plazo de presentación de propuestas está abierto desde principios de julio y hasta el 9 de septiembre. En noviembre se realizará una presentación con los planes de los finalistas elegidos.

Ver comentarios