Este lunes por la noche, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (67) fue trasladado al Hospital de las Fuerzas Armadas en Brasilia, tras no presentarse, como estaba previsto, al acto de afiliación de dos de sus ministros al partido Republicano. Según sus asistentes, comenzó a sufrir "un dolor abdominal y reflujo".

En las últimas horas, Bolsonaro no puede estar en el evento de afiliación de los ministros Tarcísio de Freitas (Infraestructura) y Damares Alves (Mujer, Familia y Derechos Humanos) a su partido político. Esto llamó la atención de los presentes, dado que estaba programado en su agenda oficial. Es por eso que el presidente del partido, Marcos Pereira, informó a que se debió la ausencia del mandatario. 

“Estoy seguro de que el presidente está bien, solo son algunos exámenes que está haciendo, por eso no está aquí”, manifestó el diputado Pereira durante el acto, que contó con la presencia de la primera dama, Michelle Bolsonaro, quien se dirigió al nosocomio en donde se encuentra su esposo cuando finalizó el acto. 

Al salir del evento, fue consultada por los medios presentes por el estado de salud de su marido y aseguró: “Está bien, gracias a Dios”. Luego se dirigió al hospital al cual arribó cerca de las 22.30 hs de este lunes. En tanto, el ministro de Comunicación, Fabio Faria, explicó que Bolsonaro sintió un “malestar”, y por precaución fue llevado a un centro médico.

Cabe recordar que esta no la primera vez que Bolsonaro debe ser hospitalizado. De hecho, desde que sufrió un ataque en donde recibió una puñalada en un acto electoral callejero en 2018, han sido varias veces las que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente

Desde aquel episodio en donde fue apuñalado, hay un equipo médico que sigue el estado de salud del presidente. Es por eso que han sido varios oportunidad ha sido ingresado a un centro de salud por precaución.

 

La primera operación que se realizó fue poco después del apuñalamiento. Dos días después de ese procedimiento, el por entonces candidato fue llevado al Hospital Israelita Albert Einstein, en São Paulo, y se lo sometió a un procedimiento de limpieza que eliminó las adherencias de su intestino delgado.

luego de la toma de posesión, en enero de 2019, el presidente se realizó otro procedimiento para retirar la bolsa de colostomía colocada tras ser apuñalado. Él político había utilizó ese accesorio desde el ataque y tuvo que permanecer en San Pablo durante 18 días. 

Por su parte, en septiembre del 2020, Bolsonaro fue internado por un cálculo renal, por el cual se le practicó una cistolitotricia endoscópica, un procedimiento mínimamente invasivo. En tanto, en enero pasado. el mandatario también fue internado. Esa vez fue por dos días en Sao Paulo por una obstrucción intestinal.

Ver comentarios