Bomberos rescataron el pasado fin de semana a un hombre que cayó desde la ventana en un intento de suicidio en Letonia. Gracias a una llamada anónima que recibieron de antemano, prepararon todo para evitar que el joven deprimido logre su cometido y a pesar de que pudo tirarse desde un tercer piso, lo atajaron en el aire y le salvaron la vida.

El Ministerio del Interior del país báltico se comprometió públicamente a condecorarlos por su valentía y su respuesta rápida en el intento de salvar la vida humana y evitar un desenlace fatal.