Un hombre de 60 años fue condenado a 18 años de cárcel por comprar a una niña en África, cuando esta tenía ocho años, y abusar sexualmente de ella durante tres años. El aberrante hecho sucedió en  CanadáEl sujeto se desempeñaba como consejero escolar y psicopedagogo en una secundaria de Montreal. 

El condenado Sylvain Villemaire está especializado en el tratamientos de jóvenes en situación de riesgo. El hombre convenció a la madre de la menor de que tendría "una vida mejor" y una buena educación si se iba con él a Canadá

Para lograrlo se casó con la mujer, le pagó para que le entregase a la niña y así la llevó a Quebec, Canadáen 2015. Hasta 2018 la menor fue su "exclava sexual", cuando una investigación policial reveló que el hombre poseía 8.000 archivos de pornografía infantil en su computadora.

El juez de la corte de Quebec, Pierre Labelle, aseguró según CBC News que "la naturaleza y la gravedad del caso no tenían precedentes y que no pudo encontar un caso o sentencia similiar en la jurisprudencia anterior". 

Además de los 8.000 archivos encontraron 95 videos y una "contrato" firmado por la menor que determinaba que Villemaire podía "hacer lo que quiera" con ella "cuando quiera y como quiera". Tambien decía que la niña no debía contarle a nadie lo que estaba sucediendo y tampoco podía declarar en contra de él. 

El hombre fue encontrado culpable de explotaciones sexual de menores, tráfico de personas y posesión de pornografía infantil. Según la declaración de la menor, el hombre la "violó de forma regular" y le mostraba pornografía constantemente. 

Si bien el sujeto fue detenido en 2018, recién fue codenado con 18 años de cárcel el miércoles 18 de agosto de 2021. Labelle señaló que la menor fue "comprada, sacrificada y abandonada" y aseguró que Villemaire "no mostró remordimiento por sus crímenes, que estaba en riesgo de reincidir y no entendía la gravedad de sus acciones". 

El caso aún no está cerrado, ya que volverá a la corte de Montreal el próximo octubre porque la fiscal Amélie Rivard pidió que el hombre sea designado como "delincuente peligroso", esto en principio implica que la pena podría aumentar. 

El hombre de 60 años tiene prohibido usar internet por 25 años y no puede estar en contacto con personas menores de 16 años o acercarse a lugares donde haya niños.