Mientras se encontraba cursando una clase en la escuela "Woodham Academy", ubicada en Inglaterra, un alumno murió repentinamente luego de sufrir un impensado colapso.

Automáticamente, el menor de 14 años debió ser trasladado de urgencia al Hospital Universitario James Cook, pero, lamentablemente, no hubo nada que pudieran hacer para salvarle la vida al niño.

Tras la repentina muerte de Ted, sus familiares y compañeros de curso se mostraron devastados por completo. Incluso, aseguraron que el alumno "estaba lleno de vida".

el niño junto a uno de sus familiares.
El adolescente de 14 años junto a sus familiares.

El menor de edad vivía con sus abuelos Lynn y Keith, y, a su vez, con su padre Eddie. Su familia aún no puede salir del estado de shock, por lo que, a excepción de la abuela, el resto de sus familiares aún no ha podido dar muchas declaraciones al respecto.

Las emotivas palabras de sus seres queridos

“Era un niño hermoso. Lo sabía todo. Era muy divertido y tenía mucho carácter. Era perfecto”, confesó Lynn Wilson, la abuela del niño. Tanto ella, como el resto de sus familiares, solo pudieron mostrarse completamente en shock, y sin poder procesar el inesperado fallecimiento de Ted.

 

Mientras estaba dando algunas declaraciones sobre su nieto, Lynn no pudo evitar romper en llanto, y confesó, entre lágrimas, que no sabe cómo podrá vivir con esta pérdida: “No puedo pensar cómo vamos a vivir sin él. Vamos a tener que superar esto juntos”, y continuó recordando la última vez que vio a su nieto: "Antes de salir, le dije: ‘Te amo, que tengas un buen día’ y él me dijo: ‘Te amo, abu’”.

Además, confesó que el adolescente "estaba orgulloso de ser un apasionado por la tecnología e informática”, e incluso, la mujer aseguró que "su sueño era ser maestro".

Ted junto a sus abuelos.
Ted junto a sus abuelos.

Asimismo, desde el colegio "Woodham Academy", presentaron una conmovedora carta en honor al niño de 14 años. Entre las emotivas palabras que el director Andrew Bell le dedicó a Ted, expresó lo siguiente: “Era extrovertido, amigable, provocador, elocuente y, hasta cierto punto, peculiar. Ted era simplemente un joven maravilloso".

 

Todos los profesores y alumnos del instituto educativo le dedicaron emotivas palabras al niño fallecido, pese a que también continúan en estado de shock. De hecho, los compañeros del menor están siendo acompañados psicológicamente, debido a que vivieron en primera persona el terrible momento del colapso repentino.

Respecto al motivo de su muerte, aseguran que aún se desconoce la causa del repentino fallecimiento del alumno. Por el momento, se continúa investigando cuáles fueron los motivos que causaron un inesperado colapso en el adolescente de 14 años.

Ver comentarios