La familia de Daniel Barizone, el turista argentino que fue asesinado a puñaladas durante un intento de robo, está destrozada y desesperada, ya que todavía se encuentra en el país que gobierna Jair Bolsonaro.

"Es muy difícil estar acá sola, me gustaría estar en Argentina pero son muchos trámites. Va un día y medio y parece que hubiese pasado una eternidad y en este momento tenemos una dificultad económica porque necesitamos 4.000 dólares para cubrir el traslado del cuerpo y que llegue a Córdoba", explicaba Daniela ante de saber que la provincia cubriría los gastos.

El hombre de 65 años murió desangrado delante de su familia después de que un delincuente lo apuñaló. (Facebook)

También aseguró que: "no hay manera de poder transitar algo que se asemeje a un duelo con todos estos trámites en otro país. Sentimos bastante apoyo de la Argentina y es muy difícil estar acá".

En cuanto a lo sucedido, contó que llegaron con la advertencia de que Salvador de Bahía era peligroso pero señaló: “Nosotros vinimos a vacacionar sabiendo que este era un lugar inseguro, pero nunca nos imaginamos que algo así podía suceder mientras mirábamos la puesta del sol“, explicó la hija de la víctima.

"Peligroso es que te roben, pero a mí papá lo acuchillaron y murió desangrado en la playa", expresó la hija de la víctima.

El ataque se produjo cuando la familia fue a mirar el atardecer en el Farol de Itapuã, allí dos jóvenes tomaron por sorpresa a Barizone y uno de ellos lo apuñaló con un cuchillo.

"El faro se encuentra sobre la playa, nosotros nos estábamos yendo, estábamos viendo la puesta del sol y mi papá dijo 'vamos que está oscureciendo' y creo que estaban sentados entre las piedras (los delincuentes) y cuando nos estábamos yendo lo atacaron por la espalda", recordó entre lágrimas.

LEE TAMBIÉN: El desgarrador relato de la esposa del cordobés asesinado en Brasil

Daniel Barizone tenía 65 años y en el momento del ataque se encontraba con su esposa y su hija de 25 años, con quienes caminaba rumbo al lugar acordado para ver la puesta del sol.

“Nos robaron dos celulares, 200 reales y escaparon. Mi papá murió desangrado en la playa sin asistencia. Nos ayudaron unos turistas que entendían muy poco español", contó la joven.

Con respecto a la regreso hacia la Argentina, Daniela dijo que regresarán el domingo a Foz de Iguazú y que allí la buscarán familiares para retornar al país.