Un confuso hecho se dio al término de un torneo intercolegial de basket en California. Dos equipos habían llegado a la final, Orange Glen High School y Coronado High School , siendo la victoria para esta última institución con un apretado 60-57 final.

Hasta aquí todo normal, sin embargo, resulta que al terminar el encuentro simpatizantes del equipo campeón arrojaron tortillas mexicanas a los medalla de plata, aparentemente por tener una mayoría de jugadores de origen latino.

 “Después de una revisión y un análisis exhaustivos del incidente tras el término del juego de campeonato regional de baloncesto de la División 4-A entre la escuela secundaria Coronado y la escuela secundaria Orange Glen, el director ejecutivo estatal reitera que los comportamientos discriminatorios y racialmente insensibles hacia un oponente, contravienen los principios del atletismo que están basados en la educación“, escribió la federación en un comunicado de prensa.

Así volaron las tortillas desde la tribuna.

“En este caso, no hay duda de que el acto de arrojar tortillas a un equipo predominantemente latino es inaceptable y amerita sanciones”, expresó también el comunicado.

Además, aclaró que los del condado de Coronado se quedaron sin campeonato, el cual quedará vacante. La federación también prohibió a la institución realizar juegos de post temporada en cualquiera de sus categorías hasta 2023 y obligará a los jugadores a realizar un taller deportividad, que incluye capacitación sobre sensibilidad racial y cultural.

“Nada puede quitarles los logros de este año de equipo. Hay muchos momentos de aprendizaje”, comentó al respecto Richard Bailey, alcalde de Coronado.

Por si fueran pocas las sanciones para la escuela, según CBS8, la junta del Distrito Escolar Unificado del condado votó 5-0 para despedir JD Laaperi, entrenador de baloncesto de los campeones.

¿Qué dicen los chicos?

Wayne McKinney, capitán del equipo perjudicado defendió a su equipo dijo que ningúno de ellos había llevado las tortillas y que no tenían nada en contra de sus rivales fuera del ámbito deportivo. “Sin embargo, tirar las tortillas después del partido fue antideportivo, y en nombre del equipo nos disculpamos por ese acto”, añadió McKinney.

Más tarde apareció el culpable de llevar las tortillas el juego. Resultó ser Luke Serna, un alumno de la institución de Coronado. A su vez, negó rotundamente que su accionar fuera racista o discriminatorio y que solo se trató de una tradición en UC Santa Bárbara.

“El lanzamiento de tortillas se utiliza como una acción de celebración por parte de los Gauchos de la UC Santa Bárbara en varios eventos deportivos, incluidos baloncesto y fútbol”, argumentó Serna.

“El camino hacia el cambio real viene con el desarrollo de la empatía por aquellos que están en el extremo receptor de este tipo de comportamiento degradante y humillante, sin importar la intención de ese comportamiento”, dice la resolución que le quitó el título a la Coronado High School.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos