Las autoridades italianas informaron este martes el primer caso de coronavirus en la sureña Sicilia, otros dos enfermos en Toscana, en la región central, y un caso en la Liguria, lo que eleva a 288 la cifra de personas contagiadas, en tanto suman siete los muertos en el norte del país europeo.

Tras la confirmación de los nuevos casos, el premier Giuseppe Conte pidió de todos modos "desdramatizar" la situación y consideró "injusto" que otros países limiten el ingreso a los ciudadanos italianos, mientras que en la península continúan los operativos con el Ejército y otras fuerzas de seguridad para hacer cumplir la cuarentena.

"Estamos todos empeñados en las relaciones internacionales, y sería injusto que llegaran limitaciones de parte de otros Estados, no lo podemos aceptar", planteó Conte en conferencia de prensa.

Por el momento, de todos modos, ningún país dispuso el cierre de fronteras total, y solo Kuwait canceló el puente aéreo con Italia, mientras que el último lunes Mauricio devolvió a 40 personas de Lombardía y Veneto pese a que no presentaban síntomas del virus COVID-19.

El reclamo del primer ministro italiano se dio horas después de la aparición de los primeros casos en la isla de Sicilia, al sur del país, y en las centrales Toscana y Liguria, que elevaron a 288 el número de contagiados, mientras se mantienen en siete las víctimas fatales causadas por el nuevo coronavirus.

Conte aprovechó para defender las medidas del gobierno, a las que consideró "adecuadas", incluida la presencia de efectivos del Ejército en las cinco localidades que permanecen en cuarentena en el norte de Itaia, como los 80 miembros del 8vo Regimiento de Paracaidistas de Legnano que vigilan los acceso a Lodi, en Lombardía.

Desde la aparición del primer caso el pasado viernes, siete personas murieron y 283 fueron contagiadas en toda Italia, especialmente en las regiones norteñas de Lombardía y Véneto, anunció este martes el titular de la Protección Civil, Angelo Borrelli

"Las personas muertas ya tenían graves condiciones de salud previas", dijo Borrelli sobre el perfil de las víctimas, todas mayores de edad o con patologías graves.

El funcionario detalló además que el caso comprobado en Palermo corresponde a una mujer nacida en las afuera de Milán que se encontraba en la capital de Sicilia como turista.

En un encuentro con la Protección Civil, Conte anunció que será el gobierno de Roma el que centralice los planes de prevención y no cada una de las regiones ya que consideró "impensable que haya medidas diferentes a pocos kilómetro de distancia".

En ese marco, el presidente de la región de Lombardía, donde murieron seis personas y otras 212 fueron contagiadas, Attilio Fontana, aseguró este mares que el coronavirus Covid-19 "es poco más que una gripe común". "Buscamos desdramatizar, es una situación seguramente difícil, pero no tan peligrosa", planteó Fontana.

"El virus es muy agresivo en la difusión, pero mucho menos en las consecuencias. Es poco más que una gripe común dicen los técnicos", agregó Fontana en una conferencia de prensa televisada por la cadena Rai.

El gobierno italiano confirmó este martes la disposición de jugar a puertas cerradas hasta el domingo 1 de marzo todas las competiciones deportivas, incluida la serie A de fútbol, en las cinco regiones del norte más comprometidas, Emilia-Romagna, Friuli Venezia Giulia, Lombardia, Veneto y Piemonte.

Mientras, las autoridades continúan en búsqueda del denominado "caso cero" que dio origen a la difusión del virus COVID-19 en el país, luego de que un agricultor que había visitado dos de las zonas ahora aisladas diera negativo a los controles.

Medidas del Vaticano por el coronavirus

El Vaticano dispuso una serie de medidas preventivas ante la proliferación de casos de coronavirus en Italia y pospuso eventos a puertas cerradas, aunque mantiene la audiencia general que el próximo miércoles tendrá el papa Francisco en la Plaza San Pedro.

La Santa Sede decidió posponer hasta nuevo aviso un evento en la Universidad Urbaniana al que debían acudir los cardenales Pietro Parolin, Luis Tagle y Fernando Filoni, dijo el vocero papal Matteo Bruni en una nota de prensa. La decisión "no perjudica la celebración de la audiencia general del miércoles 26 en la Plaza de San Pedro" que encabezará el Papa desde las 9.30 de Roma (5.30 de Argentina), agregó.

La audiencia general será en la Plaza San Pedro (Google Street View).

Entre las medidas dispuestas por la Santa Sede están la habilitación de un puesto con "un enfermero y el médico de guardia para la asistencia inmediata en el dispensario del vaticano en el caso de pacientes con síntomas atribuibles al coronavirus".

Además, se instalaron "dispensadores con desinfectantes de manos" en las oficinas en las que se permite el acceso a la Ciudad del Vaticano.

El personal sanitario del Vaticano pondrá en marcha en caso de detectarse casos positivos del virus COVID-19 "los procedimientos previstos en los acuerdos con el Ministerio de Salud italiano", agregó el vocero papal.

En los últimos días, siete personas murieron y 283 fueron infectadas por el virus en Italia, especialmente en la zona norte del país, aunque hoy las autoridades informaron que una mujer se contagió en Sicilia, en el sur, y dos personas en Toscana, en la zona central.

Ver más productos

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Un relato de Academia

Un relato de Academia

Me gusta la guita y la necesito

Me gusta la guita y la necesito

Descubrí tu ADN Cósmico: una guía astrológica para saber nuestro destino

Descubrí tu ADN Cósmico: una guía astrológica para saber nuestro destino

Que las clases empiecen en casa

Que las clases empiecen en casa

Ver más productos