El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, protagonizó un confuso episodio ocurrido este jueves y que quedó filmado cuando salía del Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial.

En la escena registrada por un camarógrafo de la cadena de noticias Globo, se ve al mandatario brasileño forcejear con un youtuber al que habría tratado de sacarle el celular.

Todo comenzó cuando Bolsonaro salía a saludar a algunos seguidores, hasta que en medio de la gente se filtró Wilker Leao, un joven conocido como militante de la derecha militarista, que comenzó a gritarle “cobarde” y “vago”.

 

Además de otra acusación de alto contenido sexual, Leao le recriminó el control del gobierno al bloque parlamentario de derecha conocido como Centrao.

Mientras lo inceepada, el joven se filmaba, hasta que el presidente se bajó de su automóvil, dijo que quería charlar, pero lo tomó de un brazo y comenzó a forcejear para intentar quitarle el teléfono. Esa reacción generó que la custodia presidencial separara a Bolsonaro de Wilker y comenzara a empujar al youtuber.

Se trataría de una práctica común de Leao, que suele provocar a los seguidores de Bolsonaro y a los del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

Durante el video, el youtuber lanzó la frase “tchuchuca do Centrao”, que significa algo así como “perrita del Centrao”, un insulto de contenido sexual para achacarle al presidente que ha cedido ante la llamada “vieja política”.

El hecho ocurrió cuando Bolsonaro se dirigía al aeropuerto con destino a Sao José dos Campos, San Pablo, para un acto de campaña de cara a las elecciones del 2 de octubre. Según la prensa local, el youtuber conversó con Bolsonaro al final del episodio, cuando fue controlado por los custodios.

Ver comentarios