En los últimos días, un brutal asesinato ha conmocionado a la comunidad de Wisconsin en Estados Unidos. Taylor Schabusiness, de 24 años ha sido acusada de “homicidio en primer grado, mutilación de un cadáver y agresión sexual en tercer grado” contra Shad Rock Thyrion, también de 24 años quien era su novio.

Todo se descubrió el pasado martes 23 de febrero, alrededor de las 3 de la madrugada, cuando Tara Pakanich, la madre del joven asesinado, despertó por el golpe de la puerta principal de su casa cerrándose. Además, logró escuchar que un auto se alejaba del lugar.

shad thyron chico asesinado
Shad Thyron fue asesinado por su novia mientras mantenían relaciones íntimas en el sótano de su casa (Facebook).

Notó que la luz de su sótano estaba encendida y quiso bajar para ver qué sucedía, pero no estaba preparada para el horror que presenció. A medida que fue avanzando, fue hallando partes del cuerpo de su hijo y al intentar subir en estado de shock, comprobó que en el interior de un balde al fondo de la escalera, estaba la cabeza de Shad.

Inmediatamente, llamó a la policía y los oficiales lograron hallar a Schabusiness, quien permanecía escondida en una propiedad de Eastman Avenue. Al momento de su detención, la chica todavía llevaba puesta la remera manchada con sangre y varios rasguños y cortes en sus brazos y manos.

Por qué acusaron a la novia de asesinar al joven de Wisconsin

Tras encontrarse con el horrífico panorama, Tara solo tuvo una sospechosa en su mente, su nuera. Es que según declaró a la policía, ella había pasado a buscar a su hijo aproximadamente a las 21:30 del lunes 21 de febrero, que fue la última vez que lo vio con vida.

La madre declaró que había pasado gran parte del día siguiente junto a su pareja afuera de la propiedad por lo que no supo nada de su hijo ni los escuchó llegar. Sin embargo, sí dijo haber escuchado la voz de Taylor en algún momento de la noche del 23.

Escena del crimen asesinato Wisconsin
Los oficiales encontraron la mayor parte de los restos en el sótano y algunas extremidades en el auto de la joven (TIF news).

Tras ser detenida, la presunta asesina confesó que ambos habían estado consumiendo drogas que incluyeron metanfetamina y que incluso se inyectaron Trazadone que es un poderoso sedante.

Sórdidos detalles de la muerte de Thyron

En sus declaraciones, la chica contó que solían practicar la asfixia durante el acto sexual y que en esta ocasión, su pareja había sacado una cadena de metal para cada uno. Ella se habría sentado sobre él asfixiándolo mientras él yacía boca abajo en la cama. “Me volví loca y lo estrangulé”, declaró.

 

Además, detalló que Shad se intentó defender y fue ahí cuando lo decapitó con uno de los cuchillos de la casa. Luego procedió a desmembrarlo y colocar los órganos en bolsas de plástico. También confesó haberle practicado sexo oral cuando ya se encontraba sin vida.

La chica permanece bajo custodia con una fianza de 2 millones de dólares. En el caso de ser declarada culpable, podría enfrentarse a una cadena perpetua.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios