Con el coronavirus, el mundo está viviendo una dramática experiencia sólo imaginada en la ficción. Más allá de las distintas medidas que se vienen tomando adelante en los diferentes países, hay una cuestión en común que no distingue idiomas: el sufrimiento de los enfermos y su pedido para que la gente tome los recaudos necesarios para evitar la propagación.

Una de las solicitudes que se repite es que las personas que tienen que estar aisladas respeten la cuarentena de una pandemia que ya lleva 203.988 casos y 8.240 muertos en todo el planeta. 

Desde ItaliaGianni Zampino, un médico de 40 años, narró para el noticiero nocturno del canal RAI 1 cómo está siendo su lucha contra el coronavirus. Desde la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital y con una mascarilla para poder respirar, dio un desgarrador testimonio.

“Todavía hoy veo demasiadas personas que se toman este maldito virus a la ligera, me ha cambiado la vida que hasta hace unos días era normal. Tenía mi trabajo como responsable, cuidaba de mi padre, tenía mis aficiones y hacía mucho deporte. Una vida normal, como la de cualquier persona”, explicó Zampino, que debe llevar la mascara tanto de día como de noche porque aún no puede respirar bien sin ayuda.

Zampino aseguró que él fue uno de los que quitó importancia al virus en un principio: “Debo decir que lo subestimé, igual que muchos otros. Pensé que sería un discurso político, militar, un engaño... muchas cosas. Pero mató a la persona que más quería en mi vida: mi padre. Todos dicen que es una gripe normal, pero puedo decirte que no es así”.

Quien está viviendo una experiencia similar a la de Zampino, pero desde este lado del océano es Kevin Harris, un hombre de 55 año que está internando en un hospital de Ohio, Estados Unidos. Tosiendo y tomándose el tiempo necesario para recuperar el aliento, subió a su cuenta de Facebook un largo video en el cuenta que tiene coronavirus y le pide a la gente que comparta su testimonio como una manera de concientizar sobre la pandemia.

“Voy a contarles a todos... Yo soy el hombre con coronavirus. Ahora todos lo saben", explicó desde el Hospital Mercy Health St. Joseph Warren. Harris tuvo sus primeros síntomas el 4 de marzo y el 8 quedó internado. Al principio, sólo era una tos leve. No tenía dolor de garganta, ni de cabeza, o algún otro síntoma gripal, así que pensó que se había resfriado. Pero, rápidamente, su estado empeoró.

“Nunca tuve ningún síntoma hasta la noche en que muchos de ustedes me vieron trabajando y empecé a toser. Esa fue la primera señal. Y todo empeoró en 24 horas, en declive. Me levanté varias veces pensando que iba a morir", contó el paciente.

“Le prometí a algunos funcionarios que le diría a la gente que pueden pasar por esto. No tengan miedo. Pueden superarlo pero tienen que empezar a cuidar de ustedes mismos", expresó Harris. “No se mezclen entre la multitud. No se saluden con la mano. Dejen de abrazarse. Lávense las manos continuamente. No besen a sus hijos. Hay miles de personas portadoras del virus. Puede que ellos nunca lo entiendan”, expresó.

Una compatriota de Zampino, Daniela De Rosa también utilizó las redes sociales para concientizar sobre la pandemia. La mujer de 43 años está infectada por el coronavirus. Desde hace varias semanas está internada en un hospital de la ciudad de Benevento.

Desde su cama, grabó un mensaje para advertir que no hay que tomarse a la ligera la enfermedad y hay que respetar la cuarentena.

"Nosotros somos los principales responsables. Concientes de que teníamos que aislarnos, no lo hicimos", denunció De Rosa, una veterinaria que fue una una de las primeras infectadas con coronavirus en el municipio de Ariano Irpino, en el sur del país. 

"Necesitamos sentido cívico, ha habido fracasos en todas partes, pero empecemos por nosotros: los que no han respetado los decretos, absolutamente conscientes de tener que hacer una cuarentena, no lo han hecho y están poniendo en peligro su propia vida y las de los demás. Lo fácil es culpar a las instituciones, por el crecimiento exponencial de la enfermedad en Italia, pero nosotros somos los principales culpables", detalló.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos