La madre naturaleza nos sorprende a diario con imágenes maravillosas y dignas de ser fotografiadas a filmadas, tal como la que se registró hace unos días en Chipre, donde fue hallado un flamenco negro hembra en un lago, tras estar un largo tiempo sin ser vista.

La única ejemplar de este tipo en el mundo fue llamada Melani y creen que tiene 10 años, y lo más particular es que apareció por primera vez en un lago de Chipre en 2015 y desde entonces volvió cuatro veces.

 

Lo cierto, es que el raro flamenco negro hembra regresó a la zona pantanosa del sur de Chipre por quinta ocasión en siete años, dijo un especialista ambiental.

Thomas Hadjikyriakou, director del Centro de Educación Ambiental de Akrotiri, quien estuvo dando seguimiento a las visitas del ave, dijo que el flamenco reapareció este año en el lago salado de Akrotiri en su décimo cumpleaños.

Flamenco negro: ¿Por qué se llama Melani?

En tanto, el especialista llamó al ave Melani, palabra griega que significa negro, y explicó que el ave tiene melanismo, una afección genética que hace que sus plumas se vuelvan de color café o negro. También dijo que es probable que Melani sea el único flamenco negro del mundo.

Melani apareció por primera vez en los pantanos de Akrotiri en 2015 y desde entonces Hadjikyriakou reportó cada aparición del ave en la zona. El especialista calcula que el ave tenía tres años cuando realizó su primera visita.

 

Hadjikyriakou invitó a las personas al Centro de Educación Ambiental de Akrotiri para ver la rara ave, pero advirtió que Melani y su hábitat no deben ser perturbados.

"Muy pocas personas han tenido la fortuna de verla, así que el hecho de que regrese en su décimo cumpleaños y de que se encuentre bien es maravilloso", dijo. Cabe destacar, que Hadjikyriakou señaló que el ave también ha sido vista en Israel.

Llegada a Chipre

Normalmente, los flamencos llegan a Chipre en octubre y se quedan hasta febrero, pero Melani llegó a inicios de este año. Hadjikyriakos dijo que nadie sabe cuánto tiempo se quedará.

Miles de flamencos llegan en bandada todos los años a Akrotiri y el lago salado de Lárnaca, ubicado a cerca de 70 kilómetros al noreste. Se alimentan de artemias y plancton y algunos se quedan en Chipre todo el año si las condiciones son favorables.

 

Ver comentarios