Uno de los empresarios más destacados del mundo y la segunda persona más rica de Italia falleció este lunes a sus 87 años: se trata de Leonardo Del Vecchio, el fabricante y vendedor de gafas y lentes más importante de todo el mundo. 

El empresario era fundador de Luxottica y actual presidente ejecutivo de EssilorLuxottica, la que es la mayor sociedad de producción y distribución de óptica en el mundo, un verdadero imperio, que tenía entre otras grandes marcas destacadas a Ray-Ban

Con una verdadera historia de vida de película, Del Vecchio tuvo una dura infancia en el orfanato donde fue criado, y ya de adulto comenzó con una pequeña fábrica de monturas de gafas, en el norte de Italia. Esta semana, tras fallecer, dejó a sus herederos un patrimonio valuado en 27.000 millones de euros. 

La vida de Leonardo Del Vecchio, la segunda persona más rica de Italia

El orfanato Martinitt fue el lugar donde sus padres, emigrados de Apulia, lo ingresaron para poder trabajar. Y allí, según cuenta su biografía autorizada, el pequeño Del Vecchio supo formar “un carácter de acero y aprender ese gusto por la precisión”, con la cual luego “hará su fortuna como empresario”. 

Su vida laboral empezó temprana, a los 14 años, cuando consiguió trabajo en Johnson. Luego de un tiempo de trabajar y estudiar, ya con 26, se mudó a la comunidad montañesa de Agordo, en la provincia de Belluno, la cual estaba abierta para quienes quisieran crear una empresa en la zona. En ese lugar, comenzó su sueño: Luxottica, la fábrica de monturas de gafas. 

 

Pocos años bastaron para que el joven Del Vecchio se convirtiera en el único propietario de la empresa, la cual crecía a la par suya: a través de adquisiciones, en 1981 logró su primer salto internacional al comprar la marca estadounidense Avantgarde

Ya en los 90, la empresa llegó a cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York, mientras que diez años lo haría en la bolsa de Milán. En julio de 2004, Del Vecchio decidió dejar su cargo de director ejecutivo a Andrea Guerra, algo que solo duraría una década, ya que en 2014 retomó la dirección luego de dejar en claro que la empresa era de “la familia Del Vecchio”. 

“Era él quien tenía la última palabra en todas las decisiones de la empresa, no solo en las estratégicas. Después de todo, siempre había sido así, después de todo ese era el secreto de su éxito”, reza la biografía, escrita por Tommaso Ebhardt.

En la continuidad de su expansión, que tuvo la destacada compra de la marca Ray-Ban en 1999 por 640 millones de dólares, Luxotica adiquirió a la óptica Oakley, con sede en California, especializada en la producción de lentes deportivas. 

 

En 2018, Luxottica se fusiona con la empresa francesa Essilor, dando vida a EssilorLuxottica, el imperio de las gafas. La operación estuvo valuada en 50.000 millones de dólares, y actualmente cuenta con unos 80.000 empleados y más de 9.000 tiendas.

Finalmente, quienes estarán a cargo de la empresa de ahora en más serán los seis hijos -de tres matrimonios diferentes- de Del Vecchio, luego de que EssilorLuxottica anunciara su muerte sin revelar la causa.

Ver comentarios