El ex presidente colombiano Belisario Betancur (1982-1986) falleció este viernes a la edad de 95 años en la Clínica Santa Fe de Bogotá, donde estaba ingresado desde jueves por un problema renal, informó el centro médico.

"La dirección médica de la Fundación Santa Fe de Bogotá informa el fallecimiento del señor ex presidente de la República de Colombia, Belisario Betancur Cuartas el 7 de diciembre de 2018 a las 14.32 horas", expresó el centro médico en un breve comunicado. 

Betancur nació en Amagá, el 4 de febrero de 1923 e inició su carrera política en 1945, como diputado a la Asamblea de Antioquía por el Partido Conservador, y cinco años más tarde llegó a la Cámara de Representantes. 

Llegó a la presidencia de Colombia en 1982 con el objetivo de abrir un proceso de paz con las guerrillas activas en ese momento, el Movimiento 19 de Abril (M-19), las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), entre otras.

También propició una reforma política que facilitara los diálogos para una salida negociada del conflicto, y con ese fin presentó un proyecto de ley de amnistía en el Congreso, que fue aprobado a finales de 1982.

Este proceso de paz se plasmó en la firma de acuerdos entre el gobierno y las FARC, el 28 de abril de 1984 que implicaron un cese del fuego entre el gobierno y esa guerrilla. Pero esos acuerdos no contemplaban el desarme de las facciones insurgentes, y el conflicto no se detuvo.

A fines de 1985, el 6 y 7 de noviembre, ocurrió la toma del Palacio de Justicia por parte del M-19, que reclamaba que se convocara a Betancur a un juicio público por la ruptura unilateral del cese del fuego acordado el año anterior.

El M-19 acusaba al gobierno de Betancur de traición al país por faltar a las negociaciones de paz realizadas con la guerrilla en los Acuerdos de Corinto en 1984. Betancur se negó a las exigencias del grupo guerrillero y comandó la recuperación del palacio por parte del ejército.

Colombia, por otra parte, tenía por aquellos años la responsabilidad de organizar el Mundial de Fútbol de 1986, para lo que había sido elegida en 1974. Pero consciente de la espiral de violencia en que estaba inmersa Colombia, Betancur tuvo que declinar esa responsabilidad, ante la imposibilidad de atender las exigencias de la FIFA.

"Como preservamos el bien público, como sabemos que el desperdicio es imperdonable, anuncio a mis compatriotas que el Mundial de Fútbol de 1986 no se hará en Colombia, previa consulta democrática sobre cuáles son nuestras necesidades reales: no se cumplió la regla de oro, consistente en que el Mundial debería servir a Colombia y no Colombia a la multinacional del Mundial", dijo Betancur. 

"Aquí tenemos otras cosas que hacer, y no hay siquiera tiempo para atender las extravagancias de la FIFA y sus socios. García Márquez nos compensa totalmente lo que perdamos de vitrina con el Mundial de Fútbol", concluyó.

Así, Colombia se convirtió en el primero y hasta ahora único país en renunciar a ser la sede de una Copa del Mundo.

Fuente: Télam