En la reconocida competencia de los Juegos de la Commonwealth (o de la Mancomunidad), disputándose en la ciudad inglesa de Birmingham, un fastuoso suceso ocurrió en plena competencia de ciclismo, cuando el atleta Mat Wells impactó a plena velocidad con las gradas, y donde se encontraba el público presente. El damnificado tuvo que recibir asistencia médica durante 40 minutos y algunos espectadores corrieron la misma desgracia.

Mientras la competencia se disputaba en el velódromo Lee Valley Velo Park, y bajo la modalidad scratch de 15 km, los atletas iniciaron la prueba a fondo en donde las distancias, uno con el otro, son mínimas. En la última vuelta y sobre la curva de la pista, sucedió el bestial accidente: Wells, a gran velocidad, se despistó del circuito en un intento de esquivar a un rival que se desplomó sobre la marcha. En una espectacular maniobra que dejó atónitos a los presentes, saltó el muro que divide la tribuna e impactó de lleno con las gradas.

 

 



Tras estrellarse con la primera hilera de asientos del público, el atleta inglés debió recibir asistencia médica en la pista con una duración de aproximadamente 40 minutos, para luego retirarse en ambulancia, afirmó el medio local The Sun. Además, parte del público que presenció el terrible suceso contaron al mencionado periódico que un espectador en silla de ruedas y una menor fueron víctimas del impacto, pero que sólo sufrieron heridas superficiales. Dicha competencia fue suspendida y los presentes debieron retirarse del velódromo.

 

 

 


Un día antes, otro terrible accidente

 

Pero este brutal suceso no fue el único de la jornada de los populares Juegos de la Commonwealth. Otro ciclista inglés, Joe Truman, protagonizó un momento tenso que alertó a todos espectadores presentes. Resulta que en otra de las pruebas en el Lee Valley Velo Park, Truman y el australiano, Matthew Glaetzer, colisionaron en plena marcha, siendo el británico el que se llevó la peor parte tras impactar la cabeza directo en el suelo, quedando inconsciente por varios minutos.

 

 

 



El atleta inglés, sufrió un desmayo que luego de un breve lapso logró recuperar la conciencia. Con ese panorama, se retiró del establecimiento en silla de ruedas, con una máscara de oxigeno y una clavícula fracturada. El propio ciclista publicó una Storie en Instagram, en donde se lo ve internado en el hospital y con lastimaduras en su rostro. En tanto, el otro involucrado en el accidente, Glaetzer, afortunadamente salió ileso del tremendo choque.

 

La historia que subió a Instagram después del terrible choque

 

 

Ver comentarios