Cuatro personas heridas sin gravedad y un hombre detenido es el saldo confirmado hasta el mediodía del lunes por las autoridades neoyorquinas tras la explosión en las inmediaciones de la terminal de micros Port Authority, ubicada en Manhattan y una de las más grandes de Estados Unidos.

Los bomberos de Nueva York informaron de "cuatro personas con heridas que no amenazan su vida", aunque no precisaron si el sospechoso está incluido en esta lista.

De acuerdo a los medios locales, el sospechoso, un hombre de 27 años, llevaba consigo, además del explosivo que detonó, un segundo artefacto. La policía neoyorquina señaló que sus lesiones, quemaduras en el abdomen y en las manos y cortes, no amenazan su vida.

Informes extraoficiales indican que el responsable de la explosión es un joven originario de Bangladesh aunque el dato no fue confirmado por las autoridades de la ciudad, informó la agencia de noticias EFE.

En plena hora pico, a las 7.30 de la mañana, se reportó una "explosión de origen desconocido" en la intersección de las calles 42 y la Octava Avenida en la ciudad de Manhattan y rápidamente las líneas de subte A, C y E fueron evacuadas.

Según medios estadounidenses, el explosivo, aparentemente casero, estalló bajo tierra en un concurrido centro de trasbordo para pasajeros de micros y subte. 

El presidente Donald Trump recibió información sobre el incidente, dijo la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró que se trató de un "intento de ataque terrorista" e identificó al sospechoso detenido como Akayed Ullah. Por su parte, el Comisionado de Policía, James O'Neill, evitó conectar el hecho con el Estado Islámico.

El sospechoso herido fue detenido.


"Seamos claros: fue un intento de ataque terrorista. Gracias a Dios, el perpetrador no logró sus objetivos finales. Nuestros primeros intervinientes estuvieron allí rápidamente y las únicas lesiones que conocemos ahora son menores", aseguró De Blasio a la prensa.

"No se conocen incidentes o actividades adicionales. No hay ninguna otra amenaza en este momento en la ciudad de Nueva York", agregó el alcalde.

La Terminal de micros Port Authority, ahora totalmente cercada por la policía, es la más grande del país y alrededor de 230.000 pasajeros pasan a diario. La estación es la principal entrada para los ómnibus interestatales en Nueva York.